Revista Ecclesia » Vida y obra de Pilar Bellosillo: la mujer que transformó la Iglesia española en el siglo XX
Destacada Iglesia en España Última hora

Vida y obra de Pilar Bellosillo: la mujer que transformó la Iglesia española en el siglo XX

El miércoles 14 de abril, a las 19 horas, tuvo lugar la presentación del libro Pilar Bellosillo: Nueva imagen de mujer en la Iglesia.

Conducido por la directora editorial de San Pablo, Mª Ángeles López Romero, el evento contó con la presencia de la coautora del libro, Teresa Rodríguez de Lecea; con la presidenta de la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC), Mª Lía Zervino; y la intervención del cardenal Carlos Osoro.

Seguido de forma telemática por más de 200 personas, interesadas en la figura femenina más emblemática de la Iglesia española de mediados del siglo pasado, esta presentación ha permitido adentrarse en algunos de los aspectos esenciales de su vida y obra.

Breve biografía de Pilar Bellosillo

Fue presidenta de la Acción Católica Española y de la UMOFC.  Fue nombrada por Pablo VI auditora del Concilio Vaticano II, siendo la única seglar española en ostentar esta responsabilidad, y ejerció como miembro de la Comisión Pontificia sobre la Mujer. Defensora incansable de la plena incorporación de la mujer a todos los ámbitos de la vida, sus demandas e inquietudes de igualdad y justicia siguen plenamente vigentes ahora que se ha iniciado su proceso de beatificación.

La vida de Pilar Bellosillo fue una vida al servicio incondicional de Dios en la Iglesia, especialmente desde las instituciones eclesiales laicales, en las que asumió muy diversas responsabilidades.

Como presidenta nacional de Mujeres de Acción Católica puso en marcha los Centros de Cultura Popular y Manos Unidas. Ayudada por sus colaboradoras, entre las que destaca Mary Salas, dio un giro muy importante a la Acción Católica, fomentando el sentido social y el trabajo por la justicia.

La preocupación por la cuestión de la mujer en la sociedad y en la Iglesia fue fundamental para ella. También trabajó activamente por el ecumenismo y todo lo que representara un avance en el diálogo y la reconciliación. En los últimos años de su vida fundó con otras mujeres el «Foro Estudios sobre la Mujer».

Mª Lía Zervino, presidenta de UMOFC: «Pilar es para los hombres y mujeres de hoy un ejemplo de liderazgo cristiano»

La Unión Mundial de las Organizaciones Femeninas Católicas fue fundada en 1910 y representa en la actualidad a casi 100 organizaciones femeninas en el mundo, activa en más de 50 países en todos los continentes, cuenta con alrededor de 8 millones de mujeres católicas en todas las etapas de la vida.

En 1961 Pilar Bellosillo asumiría su presidencia, hecho que le permitió conocer en aquel entonces la realidad de las mujeres en la Iglesia por todo el mundo, así como el funcionamiento de importantes organismos internacionales como la ONU o la FAO.

El objetivo de la UMOFC es promover la presencia, participación y corresponsabilidad de las mujeres católicas en la sociedad y en la Iglesia, para que puedan cumplir con su misión evangelizadora y trabajar por el desarrollo de los pueblos, particularmente aumentando las oportunidades de educación, reduciendo la pobreza y la promoción de los derechos humanos, empezando con el derecho fundamental a la vida.

Siempre se rodeó de personas extraordinariamente valiosas y se dejó enseñar.

Para María Lía Zervino, el papel de Bellosillo trascendió a los cargos que ostentó. «Fue una mujer que creyó contra toda esperanza. Que de forma infatigable se ocupó de la igualdad de la mujer en todos los ámbitos».

Ahondando en «la obra de Dios en Pilar y con Pilar», Lía Zervino puso en valor el equipo humano que la acompañó. «Su humildad la hacía capaz de escuchar. Nunca trabajó como autoridad individual. Siempre se rodeó de personas extraordinariamente valiosas y se dejó enseñar».

En el segundo punto de su intervención, la presidenta de UMOFC habló de «las similitudes de su tiempo y nuestro tiempo», destacando el carácter «profético» de algunas de sus enseñanzas que, más de sesenta años después, se ha vertebrado en el pontificado del Papa Francisco en lo que a la amistad social, el ecumenismo, la apertura de la Iglesia al rol de la mujer en su seno o la lucha por lo que hoy conocemos como el camino hacia la sinodalidad.

Cardenal Carlos Osoro: «Pilar vivió la vida entera como una entrega a la causa del Evangelio»

Profundamente influenciado por el libro Pilar Bellosillo: Nueva imagen de mujer en la Iglesia, el arzobispo de Madrid habló con cariño de esta mujer «excepcional en todos los órdenes». «Pilar llevaba a Cristo. Para ella la caridad implicaba una transformación de la historia. La Iglesia era su madre y lo hizo todo con amor».

Categorizándola como símbolo de la «Iglesia española y de la Iglesia universal», Osoro resaltó la faceta de gran estudiosa de la teología de su tiempo, por «el gran mérito de madurar su pensamiento y su fe al tiempo que comunicaba el amor de Cristo a toda la humanidad» y por su gran esfuerzo para favorecer «el diálogo ecuménico».

Siguiendo la línea de Lía Zervino, el cardenal Osoro habló del «carisma profético» de Bellosillo, viendo en sus enseñanzas elementos que recuerdan a  la Fratelli tutti.

El arzobispo de Madrid no quiso olvidarse de lo que significó su presencia en el Concilio Vaticano II, iniciando «un camino de la mujer en la Iglesia»; enraizándose en la tradición de todas esas «mujeres portadoras de amor, maestras de misericordia, constructoras de paz y comunicadoras del humanismo-verdad, como le gustaba decir a san Pedro Poveda», dijo Osoro.  a un mundo que le falta.

Teresa Rodríguez de Lecea, coutora del libro: «Luchó por el acceso de las mujeres a los estudios superiores de teología»

Rodríguez de Lecea comenzó su intervención recordando la memoria de Mary Salas, la que fuera la primera presidenta de Manos Unidas y una de las pioneras, compañera de Bellosillo, en el impulso del laicado femenino en nuestro país.

Acto seguido consideró el proceso de beatificación de Pilar Bellosillo como «una gran alegría para todos».

Su alocución estuvo centrada en hacer un repaso sucinto de su biografía, de las distintas responsabilidades que llevó a cabo, de las fechas más destacadas en su historia personal. También quiso destacar a esa generación de grandes mujeres que la acompañaron como fueron María Laffite o María del Carmen García-Nieto, entre otras, que marcaron un antes y un después en el pensamiento religioso español y en el papel de las mujeres de su tiempo. «A ellas me refiero cuando hablo de Pilar y a ellas debemos estar agradecidas».

La aportación de Bellosillo, a juicio de Rodríguez de Lecea, fue capital en la reivindicación de la igualdad de las mujeres y en la solicitud de derechos y responsabilidades. Su contribución ayudó a una «nueva Iglesia capaz de ponerse en actitud de diálogo con el mundo moderno» y que iba en sintonía con la demanda del Concilio Vaticano II.

En definitiva, tal y como reza una de las frases de la convocatoria de esta presentación de la vida y obra de Pilar Bellosillo, su existencia estuvo marcada por el «compromiso y responsabilidad con la Iglesia y en la Iglesia, guiada por el Evangelio y a la escucha del Espíritu Santo».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa