lumen-fidei-upsa
Iglesia en España

Presentación de la «Lumen Fidei» en la UPSA

Presentación de la «Lumen Fidei» en la UPSA

En la mañana del miércoles 16 de octubre ha tenido lugar la presentación oficial de la primera encíclica del Papa Francisco, Lumen Fidei en la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), organizada por la Facultad de Teología. El acto, presidido y moderado por el Prof. Jacinto Núñez Regodón, Decano de la Facultad, contó con la intervención de los profesores Gonzalo Tejerina Arias y Juan Pablo García Maestro, docentes de Teología fundamental y de Teología Pastoral.

A lo largo de las distintas intervenciones se puso de manifiesto el caso singular de esta encíclica, escrita casi por entero por un Pontífice, el Papa Ratzinger, cuyo pensamiento y estilo es evidente en el documento, y publicada por otro, el Papa Francisco, que ha dado autoridad apostólica al escrito.

De esta manera, merced a la humildad y magnanimidad del Papa Francisco, el Papa teólogo alemán con esta encíclica sobre la fe, invirtiendo el orden tradicional de fides, spes, caritas, lo que quizá entrañe un hondo sentido pastoral, ha podido completar su trilogía sobre las virtudes teologales que debía a la Iglesia y a su propio magisterio.

El examen más detenido de la Encíclica abordó su propósito de hacer que brille la luz de la fe cristiana en un mundo que necesita ser iluminado, lo que exige del pensamiento y la praxis de los creyentes mostrar que en efecto Jesucristo es la luz del mundo y quela fe en él, con toda la implicación de la razón, el modo de acoger esa luz que orienta el largo camino existencial del hombre.

La misma fe, en efecto, dado que se cree con el corazón como enseña San Pablo, ilumina el mismo conocer humano que tiene lugar como acogida cordial de una verdad testimoniada por los demás. La acogida de la luz de la fe es acogida del amor de Dios y no puede retener ese don para sí. La fe, dado que es escucha y visión, se transmite también como palabra y luz. La fe es realmente un bien común, ayuda a edificar la ciudad terrena, hace avanzar hacia el futuro con esperanza y lleva a compartir el sufrimiento del hombre contemporáneo.

¿Qué, si no la fe nos permite acceder aun Dios garante de nuestra libertad, vigía de nuestros encubrimientos y desafueros? La nueva encíclica sobre la fe, a los cincuenta años del Concilio que situó en su centro la fe en Jesucristo, ilumina de nuevo el camino de la Iglesia entre los hombres con la luz del Salvador.

 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.