Iglesia en España Noticias

Premio de la Fundación Telefónica para el proyecto escolapio «Llenando escuelas»

El proyecto de voluntariado “Llenando escuelas” de Casa Escuela Santiago Uno. Por el derecho de volver a soñar.  El proyecto “Llenando Escuelas”, de la obra social escolapia Casa Escuela Santiago Uno ha sido premiado como mejor proyecto de voluntariado social en el ámbito educativo de 2019 por la Fundación Telefónica. El galardón pone en valor el proyecto “que implica al alumnado en iniciativas de voluntariado de entidades sin ánimo de lucro”.  “Llenando escuelas” se lleva a cabo desde 2012 e implica a estudiantes de FP que, durante el verano, viajan a Marruecos para construir pistas de fútbol, escuelas y casa dignas. El Proyecto se lleva a cabo en poblados rurales bereberes ubicados en la región de Souss-Massa-Draa, la segunda región más pobre de Marruecos. Según el Índice de Pobreza Multidimensional, las áreas rurales del país alcanzan niveles de pobreza equiparables a los de algunos países de África Subsahariana.

Escolapios Betania. Oficina de Comunicación
Madrid, 5 de diciembre de 2019.

“Somos adolescentes con oportunidades perdidas, pero nos ganamos el derecho de volver a soñar”, explican los jóvenes. El reconocimiento es un aldabonazo al proyecto y se lo dedican “a Abderrahime. Hadiya, Hussin y a su madre, y a todas las personas con las que compartimos esfuerzos y esperanzas, así como a las poblaciones bereberes que acogen cada verano la caravana de ‘Llenando escuelas’”.

Como explican desde Santiago Uno, el objetivo es que “los/las chicos/as compren en los zocos, cocinen, aprendan a echar cemento, que se vean capacitados/as para curar heridas, que lleguen a entender su propia historia y que puedan animar con alegría los tiempos de ocio”. “Se pretende construir una persona íntegra y afirmamos que, haciendo estas cosas asequibles y vitales, podrá gozar de una autoestima más equilibrada al poder valorar su utilidad para/con otras personas y consigo misma, además ampliará su concepción del mundo apreciando su bienestar por nacer en el continente que ha nacido: al modificar la perspectiva sobre el mapa, el universo se hace más interesante y nuestros problemas más pequeños”, explican.

“Llenando Escuelas” surge de manera natural como consecuencia de la convivencia y las experiencias compartidas desde hace más de diez años con chicos/as inmigrantes de diferentes países y nacionalidades. Y es que en la Casa-Escuela, entre otras cosas, se han alfabetizado en lengua castellana, han recibido una formación profesional y algunos de ellos han podido regularizar su situación legal. Y es que el proyecto escolapio hace realidad una de las máximas de la Casa Escuela Santiago Uno, “el sudor y las risas compartidas son el mejor antídoto contra los prejuicios”.

Print Friendly, PDF & Email