Internacional Última hora

Polonia: La Iglesia y la televisión pública firman un nuevo acuerdo sobre la programación religiosa

La Conferencia Episcopal Polaca y la televisión pública estatal TVP han suscrito un nuevo acuerdo de colaboración que contempla la proyección de más programas y mensajes religiosos en la cadena. El nuevo documento, que actualiza otro de 2008, ha sido firmado por los arzobispos de Lublin y Czestochowa, Artur Mizinski y Waclaw Depo, este último presidente de la comisión de medios de comunicación del episcopado, y el director ejecutivo de la cadena, el exdiputado Jacek Kurski. En él se establece la retransmisión diaria de la misa a las 7:00 de la mañana en TVP1, el primer canal de la emisora, y se regula también el contenido de las noticias que se producirán para la programación católica.

Las misas diarias matutinas en la televisión estatal comenzaron el pasado mes marzo debido a las restricciones de movilidad provocadas por el coronavirus. Antes del inicio de la pandemia la celebración dominical de la Eucaristía congregaba frente al televisor a una media de 435.000 espectadores; sin embargo, entre el 15 de marzo y el 13 de abril las audiencias se dispararon hasta los 1,7 millones. Otras tres cadenas privadas del país retransmiten también la misa de manera regular.

Visita del presidente Duda al Papa

Por otra parte, este viernes 25 de septiembre y en el marco del centenario del nacimiento de san Juan Pablo II y del 40º aniversario de la fundación del sindicato «Solidaridad», el Papa Francisco recibió en audiencia en el Vaticano al presidente Andrzej Duda. El encuentro, según el comunicado difundido posteriormente por la Santa Sede, fue cordial y en él se trataron «temas de interés mutuo relacionados con la misión de la Iglesia, entre ellos la promoción de la familia y la educación de los jóvenes», además de «algunas cuestiones internaciones, como la actual emergencia sanitaria, la situación regional y la seguridad». El dignatario se entrevistó posteriormente también con el secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Parolin, y el secretario para las Relaciones con los Estados, Paul Richard Gallagher.

Uno de los temas abordados, según declaró después Duda a la prensa, fue la situación en Bielorrusia. El Vaticano y Polonia coinciden en que las aspiraciones democráticas del pueblo deben ser apoyadas y que los bielorrusos deben decidir el futuro del país en elecciones libres.

 

 

 

 

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME