Internacional

Perú: los niños cargadores del Señor de los Milagros, nuevos valores de la fe

Perú: los niños cargadores del Señor de los Milagros, nuevos valores de la fe

– La Hermandad del Señor de los Milagros o el Cristo Moreno cumple 366 años fe fundación.

– Mantengan esa tradición tan importante para la vida de la patria, y para la vida de la fe, les pide el cardenal Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima.

Un 14 de setiembre del 1651, se fundó la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas, iniciándose así una gran tradición de fe y devoción. De esta manera el último domingo, 10 de setiembre, en el aniversario 366 de la Hermandad, el grupo infantil y de jóvenes sacó en hombros la efigie pequeña del Cristo Moreno acompañado de los cánticos e incienso de las niñas del grupo de cantoras y Sahumadoras.

– Su ser peruano, es del Señor de los Milagros:

Esta tradición de los niños fue iniciada hace 15 años a pedido del Cardenal Juan Luis, quien cada año pide a los dirigentes a cuidar el tesoro más grande que tienen los peruanos.

“Quisiera felicitar a la Hermandad que hace ya muchos años (15 años) empezó esta tradición de entregarle a sus hijos, y a sus hijas, y a sus nietos este amor al Señor de los Milagros que siendo una devoción religiosa de Jesús en la cruz, de dolor, de sacrificio, de fe, al mismo tiempo les ha enseñado a identificar su ser peruano con la devoción al Señor de los Milagros. Es como una bandera de la fe que congrega no sólo a peruanos sino también a todos los latinoamericanos. Mantengan esa tradición tan importante para la vida de la patria, y para la vida de la fe.”

– La pedagogía de nuestra fe, es el Señor de los Milagros:

Así mismo, el Cardenal afirmó que dentro de esta pedagogía de la fe, la familia tiene un papel importante.

“La pedagogía que hace que nuestra patria sea fiel a su herencia, a su tradición, a sus costumbres depende absolutamente de la institución de la familia. Por eso la presencia de estos jóvenes animados por sus padres, o sus abuelos en una tradición de siglos, nos hace ver como la familia es portadora de esos valores que no se deben perder. Es en la familia, en ese ambiente, donde hemos aprendido a caminar, a pensar, a trabajar, a ser honestos, a ser leales, es ahí, es el recuerdo de nuestros padres y abuelos que nos habla de esa lealtad a esos principios recibidos en el hogar.”

Fuente: Arzobispado de Lima

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas