Internacional

Perú: “Dónde está Dios, allí está el futuro”, afirma el Cardenal Cipriani

Perú: “Dónde está Dios, allí está el futuro”, afirma el Cardenal Cipriani

Durante el programa radial que dirige en la capital peruana, el Cardenal Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima, habló sobre la reunión que mantuvieron los Obispos del Perú con el Presidente electo, Pedro Pablo Kuczynski, en sede de la  Conferencia Episcopal Peruana el viernes 08 de junio.

El Arzobispo de Lima resaltó que fue una reunión cordial y protocolar y ofreció sus oraciones por el presidente y el futuro del país.

“El presidente estuvo en la asamblea que tenemos a medio año los obispos. Él hizo una breve explicación de cuáles eran sus líneas principales de trabajo y de una serie de aspectos; y luego, un diálogo bastante espontáneo y sencillo. Pero yo diría que fue una visita de protocolo y cordial.  También le ofrecimos nuestras oraciones para este tiempo que se le avecina de trabajo. Fue un momento muy familiar”.

“Jesús está en cada uno de nosotros”

También saludó a los miembros, sacerdotes y laicos, del Opus Dei, que hoy celebran un año más de fundación de la Obra y señaló que le debe su vocación al prelado.

“Hoy yo le debo mi vocación, le debo tanto de mi vida que quiero compartir con tanta gente. Ese agradecimiento a esa Obra de Dios, eso es lo que quiere decir Opus Dei: Obra de Dios. Hay que buscar la santidad para todos: pobres, ricos,  jóvenes, ancianos, solteros y sacerdotes. Uno se pone a pensar: ¿cuál es la novedad? La novedad es que Jesús esta en cada uno de nosotros, en el trabajo y en el hogar. Está en el trabajo deportivo y  cultural”.

“San Juan Pablo II decía del fundador que era el Santo de los ordinarios. Pues hoy es ese día, esa fiesta. Mi corazón está cerca de todos esos sacerdotes y laicos que empezaron y dieron su vida en el mundo pero especialmente aquí en el Perú y por eso, una oración por ellos y un elevarle el corazón para darle gracias a Dios de que esta pequeña familia contribuye también al desarrollo de la Iglesia en el Perú y al desarrollo social  y humano del Perú”.

“La familia es el núcleo de la sociedad”

Cardenal Juan Luis refirió que la familia es la primera organización de la sociedad y que solo está podía vencer la informalidad que se presenta en distintos ámbitos de la vida.

“La única manera de organizarnos de una manera social y económicamente estable es que exista la familia estable: el papá y la mamá, que estén registrados como marido y mujer, que han hecho un compromiso de una vinculación estable, justamente para garantizar la educación de sus hijos y para garantizar la estabilidad económica, política y religiosa de su hogar. Entonces, cuando esta agenda de la informalidad le preocupa a todo el mundo, yo no veo que desde la parte política, mediática y estatal, se esté uno preocupando de consolidar la familia para formalizarla, sino al revés, veo una constante propuesta de desintegrarla”.

También volvió a indicar que sería importante crear el ministerio de la familia que abarque las problemáticas de todos sus integrantes.

“Yo insisto, el ministerio de la mujer  lo llamaría ministerio de la familia porque abarca a todos. El problema de la salud no es solo de la mujer o del trabajo. Todo integra a la familia. La familia peruana es la que va a celebrar las fiestas patrias y yo creo que debemos recuperar ese ámbito familiar en el que es más fácil reír, ayudar, colaborar, inclusive cuando hay dolor”.

“El hombre y la mujer son complementarios”

“Hay que afirmar de manera clara que el hombre y la mujer no son rivales, son complementarios. Entonces por qué afirmar al hombre contra la mujer, eso es  machismo, o la mujer contra el hombre. Afirmemos la complementariedad, la colaboración, la ayuda. Esto también ayuda al ámbito familiar. El concebir a la mujer y al hombre como compañeros colaboradores de un orden común ayuda mucho”.

Por último, insistió en que se le debe dar la importancia debida a la familia, para desde ahí poder brindarle desarrollo a la sociedad.

“Hay dificultades, pero fíjate que bonita propuesta de formalizar la familia: marido y mujer, matrimonio, hijos, padres, abuelos. Y que alrededor de ese núcleo intentemos ir ayudando a los que tienen dificultades para que se vayan formalizando, pero no distorsionar, queriendo dividir, separar la familia. Cada vez más esa es una idea que frente a las fiestas patrias no requiere de nombramiento de ministros, no requiere de presupuesto, requiere que cada uno le abra su corazón a Dios”.

Fuente: Arzobispado de Lima

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email