Revista Ecclesia » Perú: El Consejo Interreligioso del Perú pide a los candidatos presidenciales respeto y la tolerancia
Internacional

Perú: El Consejo Interreligioso del Perú pide a los candidatos presidenciales respeto y la tolerancia

El Consejo Interreligioso del Perú pide a los candidatos presidenciales respeto y la tolerancia

El Consejo Interreligioso del Perú ha solicitado a los candidatos presidenciales respeto y tolerancia, así como cumplir con las políticas fijadas en el Acuerdo Nacional que tiene ese país.
A través de una Declaración dada a conocer en la capital peruana en la sede de la Conferencia Episcopal, el Consejo Interreligioso ha invocado a los peruanos “a que evalúen con criterios éticos la decisión que adoptarán en la elección presidencial del 5 de junio de 2016, dentro del marco de una cultura democrática que debe enfatizar el valor de la fraternidad”.

A continuación el texto completo de la Declaración

El Consejo Interreligioso del Perú por el bienestar de todos los peruanos y peruanas

El Consejo Interreligioso del Perú – Religiones por la Paz (1) invoca a los peruanos y peruanas a que evalúen con criterios éticos la decisión que adoptarán en la elección presidencial del 5 de junio de 2016, dentro del marco de una cultura democrática que debe enfatizar el valor de la fraternidad.

En concordancia con la defensa de los derechos inalienables que son inherentes a toda persona humana, el Consejo Interreligioso del Perú respalda el Acuerdo de Gobernabilidad para el Desarrollo Integral del Perú 2016-2021, promovido por la Mesa de Concertación para la Lucha Contra la Pobreza (MCLCP) y suscripto por todos los candidatos y candidatas a la Presidencia de la República en el marco del actual proceso electoral, como una visión de políticas públicas al servicio de las poblaciones más vulnerables, marginadas y necesitadas en nuestro país.

Propugnamos que en el próximo Gobierno se alcance el pleno y cabal ejercicio de los derechos de las niñas, niños, adolescentes, jóvenes, mujeres, personas adultas mayores y personas con discapacidad, reduciendo las desigualdades en el acceso a la salud y la educación, priorizando las zonas rurales y poblaciones indígenas, protegiendo la vida y fortaleciendo la familia.

Pedimos que en el próximo Gobierno se promueva un crecimiento económico sostenido, sostenible, inclusivo, y diversificado en el país, se mejore los niveles de empleo e ingresos de la población, se reduzca la informalidad, y se logre la reducción de la pobreza monetaria, de la pobreza según necesidades básicas insatisfechas (NBI) y de otras formas de pobreza que afectan a la población. La felicidad de todos los peruanos y peruanas no está solo en el aumento del producto bruto interno (PBI), sino en la construcción de una sociedad que complementa el desarrollo tanto material como espiritual.

Aspiramos a que en el próximo Gobierno se garantice una forma de Estado y de Gobierno democrático, se reafirme la independencia del Poder Judicial, el Ministerio Publico y la Defensoría del Pueblo, se refuerce la protección de los derechos humanos, se fortalezca la libertad religiosa, se promueva la participación de la población, se garantice la seguridad ciudadana, se combata la corrupción, el lavado de activos y la trata de personas, se enfrente la influencia del narcotráfico y las economías ilegales en la política, y se consolide la reforma de la descentralización, en un marco de gobernabilidad y de gestión pública eficaz y transparente.

Anhelamos a que en el próximo Gobierno se cuide el medio ambiente, usando y aprovechando los recursos naturales y la biodiversidad de manera sostenible, enfrentando las amenazas y aprovechando las oportunidades asociadas al cambio climático, promoviendo ciudades y comunidades saludables en armonía con su entorno natural, fortaleciendo la gestión integrada de riesgos de desastres y desarrollando la ciudadanía ambiental.

Asimismo, como comunidades de fe, resaltamos la responsabilidad que tendrá el próximo Gobierno en avanzar en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el cumplimento de las Políticas de Estado del Acuerdo Nacional, especialmente para poner fin a la pobreza y el hambre, con el propósito de alcanzar una vida con dignidad para todos los habitantes de nuestro país.

Consideramos que el respeto y la tolerancia, como valores de la convivencia pacífica y democrática, deben primar en los días que restan de la actual campaña electoral, para que no se ahonde la desunión entre todos los peruanos y peruanas, y para que se visibilice que la política es el punto más alto de la caridad, en razón de que su fin último es el bien común.

Unidos en oración con todos los creyentes y practicantes de las diversas Comunidades Religiosas del Perú, invocamos la protección de Dios para nuestro querido país y le rogamos que guíe y acompañe a las autoridades presidenciales que serán elegidas el próximo 5 de junio.

Lima, 23 de mayo de 2016

(1) El Consejo Interreligioso del Perú – Religiones por la Paz está integrado por la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), el Concilio Nacional Evangélico del Perú (CONEP), la Unión de Iglesias Cristianas Evangélicas del Perú (UNICEP), la Iglesia Anglicana del Perú, la Iglesia Luterana del Perú (IL-P), la Iglesia Evangélica Luterana en el Perú (IELP), la Iglesia Metodista del Perú (IMP), la Iglesia Evangélica Presbiteriana y Reformada en el Perú (IEPRP), la Iglesia Ortodoxa Griega del Patriarcado Ecuménico, la Asociación Judía del Perú (AJP), la Asociación Islámica del Perú, la Comunidad Bahá’í del Perú, el Instituto Peruano de Estudios Budistas, la Comunidad Zen Sotoshu del Perú y la Universidad Espiritual Mundial Brahma Kumaris (BKWSU) Perú.

Fuente: Religiones por la paz, Lima



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa