Iglesia en España Nacional

Peregrinación del relicario de San Juan de Ávila en verano

Verano-1

Peregrinación del relicario de San Juan de Ávila en verano

 

El Relicario de San Juan de Ávila, participó durante el mes de Agosto de la misión del Festival Anuncio, junto a unos 200 jóvenes españoles, franceses y mejicanos. Anuncio es un grupo misionero de jóvenes católicos laicos, dedicados a la evangelización, basado en la oración individual y comunitaria, la predicación y el «Anuncio» del amor de Dios haciendo vida el Evangelio en toda su extensión.

El festival anuncio surge en Francia y se ha extendido a España, eligiendo aquí como uno de sus patronos a San Juan de Ávila, como modelo de evangelizador y «Doctor del Amor Divino», por tanto, las misiones que se llevaron a cabo en nuestro pais contaban con la intercesión de nuestro santo cordobés, ayudando a los misioneros en su labor de promulgar «Que nuestro Dios es amor», como predicaba el patrón del Clero español.

 

Antes del comienzo de la misión, los jóvenes se retiraron durante tres días a Roncesvalles para prepararse espiritualmente ante la tarea a realizar, en el cual se contó con la presencia de Don Francisco Pérez, Arzobispo de la Archidiócesis de Navarra, el cual animó a los jóvenes a ser Testigos de Cristo en el Siglo XXI, para posteriormente, acabar la Eucaristía haciendo el envío a la misión, bendiciendo a cada uno individualmente.

 

La misión se desarrolló en cuatro ciudades de costa: Santander, San Sebastián, Javea (Alicante) e Ibiza, pasando por las tres primeras con las reliquias de San Juan de Ávila, además del de San Rafael Arnáiz, para su veneración, como patronos de la misión para que sirviera de impulso a los jóvenes en su tarea de salir a anunciar el Evangelio e invitar a adorar a Dios a todo el mundo. En todas se contó con la presencia del obispo y la ayuda de la pastoral juvenil, apoyando a la evangelización que el grupo Anuncio lleva a cabo y mostrando su carácter eclesial.

 

Al terminar las misiones en estos cuatro lugares, todos los misioneros se trasladaron a París, a la Basílica del Sacre coeur en Montmatre, donde se veneraron las reliquias de los dos santos españoles, junto a las de María Magdalena, Santa Teresita de Lisieux y sus padres. En dicha Basílica, durante dos días se adora al señor, se veneran las reliquias de los santos y se profundiza en su conocimiento, se hace misión de evangelización por las calles parisinas, además de compartir la alegría de Cristo con los misioneros franceses mediante la música y la actuación de varios grupos de música católicos, que animan a seguir creando una iglesia joven y fuerte, a la luz del Evangelio y del Amor de Dios.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.