Cultura

Película: «Garabandal, solo Dios lo sabe»

Película: «Garabandal, solo Dios lo sabe». Repercusión mundial tras cinco días de campaña

El viernes 1 de diciembre de 2017, a las 5 de la tarde, se hacían públicos la web y el tráiler de la película «Garabandal, solo Dios lo sabe» y la respuesta del gran público está siendo altamente prometedora. Horas antes del lanzamiento del tráiler, el link del tráiler fue filtrado y recorrió —vía whatsapp— los teléfonos de muchas personas ansiosas de ver el adelanto de la película. La filtración nos permitió comprobar que el interés suscitado por la apertura de nuestras redes sociales era —ciertamente— notable.

Solo cinco días después, las peticiones para ver la película se acumulan desde 23 países de tres continentes: España, Alemania, Argentina, Brasil, Colombia, Canadá, Chile, Costa Rica, Ecuador, EEUU, El Salvador, Francia, Guatemala, Holanda, Hungría, Malta, México, Perú, Portugal, Puerto Rico, Uruguay , Venezuela y Papúa Nueva Guinea.

Las estadísticas nos revelan que se está viendo nuestra página web desde casi 60 países de todo el mundo. Al frente de la lista está España, seguida por Colombia, EEUU, México, Ecuador, Argentina, Brasil, Francia, Italia e Irlanda. La repercusión en estos cuatro últimos países así como en EEUU es sorprendente, porque el tráiler aún no ha sido publicado en ingles, francés, portugués o italiano. El video oficial en YouTube suma visitas de hora en hora, a un ritmo superior que el de otras películas de contenido religioso publicadas en el último año.

Ciertamente, el merito de esta repercusión que tiene ya un alcance mundial no es ni de la productora, ni de los nombres del director o del reparto, ni siquiera de la distribuidora, dado que son todos unos completos desconocidos en el mundo del cine. Es a Ella, la que en Garabandal se presentó como «Yo, vuestra Madre», a quien buscan. Y todas estas peticiones para ver la película confirman que las apariciones de la Virgen María en San Sebastián de Garabandal—más de 50 años después de su conclusión— no han sido olvidadas. Al revés. Suscitan a día de hoy un enorme interés.

Les recuerdo que el dossier de prensa lo encuentran aquí.

Les envío como adjunto un fotograma de la película.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Película: «Garabandal, solo Dios lo sabe», 7.3 out of 10 based on 14 ratings
Print Friendly, PDF & Email

Redactora

5 comentarios

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Fundar la fe en este tipo de apariciones que amenazan con castigos divinos es una locura.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
    • Nadie funda su fe en ninguna aparición porque eso sí que sería una locura. La fe es fundamentada en la Palabra de Dios y en el Magisterio-Tradición. Las apariciones no añaden nada a la Revelación pero ayudan a las almas a acercarse a Dios por medio de Su Madre. Las apariciones aprobadas por la Iglesia traen mensajes de amor y esperanza por parte del Cielo, pero avisan de nuestra realidad pecadora y sus consecuencias nefastas si no ponemos nuestros esfuerzos en amar a Dios y buscar el bien. Los castigos divinos no son un mito, Dios es misericordioso, cierto, pero también es remunerador, o sea, justo, y ante el mal no rechazado y el pecado no arrepentido y reparado NO puede darnos el Cielo aunque quisiera, porque eso iría en contra de su propia Palabra y Promesa, incluso en contra de su Naturaleza, lo cual es imposible que ocurra porque Dios no se engaña a sí mismo, ni se engaña ni nos engaña, ÉL es la Pura Verdad y el Bien Absoluto, por eso es también el Amor Misericordioso y Providente que favorece cada una de nuestras oportunidades de conversión en la vida, pero también es el Totalmente Justo que no puede premiar al pecador persistente que no hace nada por corregirse. Eche usted un vistazo al panorama mundial, ¿le parece en serio que el Señor no tiene motivos para quejarse y “amenazarnos” con un castigo ejemplar si continuamos por el camino de la perdición, si insistimos en hacernos daño a nosotros mismos y a los demás con nuestros malos comportamientos?… Repase usted la Biblia donde, no sólo en el Antiguo Testamento sino también en el Nuevo, Dios castiga las atrocidades de los impíos y no duda en “amenazar” a los obradores de iniquidad y a los que arruinan la Tierra, llamándolos a la conversión. Jesucristo mismo es rotundo y duro con los mercaderes del Templo, con los lapidarios de mujeres, con escribas, fariseos y sacerdotes, no duda en avisarles y aun amenazarles para que se arrepientan a tiempo de sus abusos, robos y crímenes: “Ay, de vosotros, escribas y fariseos y doctores de la Ley,…” (Mt. 23, 13-30). ¿Por qué entonces se escandaliza usted de que en las apariciones se nos recuerde que ante los terribles pecados que asolan el mundo la posibilidad de castigo y condenación ES REAL?, ¿por qué le asusta que la Madre de Dios nos avise severamente como haría cualquier madre si viera a sus hijos en serio peligro?. El castigo divino no nos viene gratuita y caprichosamente, Dios no es arbitrario, ni caprichoso. ¿Acaso cree que ÉL quiere castigar?, NO, pero los seres humanos somos LIBRES y si no le dejamos otra opción?… Hay, por tanto, un motivo serio: nuestros pecados gravísimos, sin cesar y sin arrepentimiento sincero. En Garabandal no se anunciaron castigos irremediables. La Señora dijo que se pueden evitar con conversión, confesión frecuente, oración, penitencia, adoración a la Eucaristía… nada que la Iglesia no enseñe desde sus inicios, nada que la Virgen no haya pedido también en otros lugares, como La Salette, Lourdes, Fátima, Beauraing, Banneux, etc. Por cierto, en Fátima avisó de grandes castigos si la humanidad pecadora no dejaba de ofender a Dios, y hasta no dudó en mostrarles el infierno a los tres pastorcitos para demostrar que la posibilidad de condenación eterna no es un mito, sino REAL. Entiendo que a usted este lenguaje divino un tanto duro le rechine, pero sin duda usted sabe también que la fe católica no es un cuento para niños, ni un camino de rosas donde todo es fácil y sin esfuerzo alguno, eso no es real ni trae la paz y la felicidad al alma. La fe católica es renuncia y sacrificio, oblación y cruz, en seguimiento total a Cristo muerto y resucitado. Como pidió la Virgen en Garabandal: “piense usted en la Pasión de Jesús”, a lo que llegó Ntro. Señor por nosotros. Pensar en Jesús y en todo lo sufrió por recuperar a la Humanidad caída es la mejor recomendación que puede darnos nuestra Madre del Cielo para lograr nuestra conversión. Salut.

      GD Star Rating
      loading...
      GD Star Rating
      loading...
  • NECESITAMOS QUE ESTA GRAN PELICULA LA PODAMOS VER EN ECUADOR YA ESTAMOS MUY DESEOSOS DE NUTRIRNOS CON TREMENDA BENDICION.. PORFAVOR TRAIGALAN A ECUADOR SE LO RUEGO.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...