Revista Ecclesia » «Pedimos perdón»: los maristas frente a los abusos en la década de los sesenta en Vigo
Destacada Iglesia en España Última hora

«Pedimos perdón»: los maristas frente a los abusos en la década de los sesenta en Vigo

A raíz de los hechos recogidos por El País,  donde ocho antiguos alumnos del colegio marista El Pilar de Vigo han denunciado los abusos perpetrados en los años 60 por cuatro de sus hermanos, la congregación ha pedido perdón «por haberles fallado y no haberles protegido».

Reproducimos el comunicado íntegro.

«Pedimos perdón y nos ponemos a disposición de las víctimas»

La Provincia Marista Compostela quiere manifestar su dolor por los hechos denunciados  en un medio de comunicación por ocho ex alumnos del Colegio El Pilar de Vigo que  sufrieron abusos y maltrato por parte de cuatro hermanos en los años 60. Condenamos  lo ocurrido, lamentamos profundamente esta situación y les pedimos perdón por  haberles fallado y no haberles protegido.  

Hemos abierto una investigación sobre el “El Pilar” de Vigo en los años 60. Los cuatro  hermanos maristas a los que hacen referencia las víctimas ya han fallecido. Los cuatro  estuvieron en el colegio en distintos momentos de aquella época y nos ponemos a  disposición de las víctimas. 

La protección a la infancia es para nosotros una prioridad y nos ponemos a disposición  de quienes hayan podido sufrir cualquier situación de maltrato o abuso. Para ello  contamos con un correo específico del Equipo de Protección a la  Infancia, contigo@maristascompostela.org, donde atendemos cualquier denuncia  actual o del pasado, incluso de forma anónima. 

En 2011 el Instituto Marista activó en todas las Provincias políticas y protocolos de  protección del menor y en 2016 se presentó en el Congreso de los Diputados de España  un escrito a favor de la supresión de la prescripción de los casos de abusos a menores.  

La Protección a la Infancia es un compromiso institucional desde nuestra fundación y personal de todos los que formamos la comunidad marista en la actualidad. La  existencia de víctimas es un recuerdo permanente de que les fallamos en el pasado.  Condenamos cualquier tipo de situación de maltrato o abuso y trabajamos día a día para  que no vuelvan a producirse con políticas, protocolos, equipos y personas expertas en  protección del menor para que nuestros colegios sean entornos seguros. 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa