Revista Ecclesia » Paul Tighe: « La comunicación no es una misión de la Iglesia entre otras, es la misión central»
Iglesia en España Noticias Última hora

Paul Tighe: « La comunicación no es una misión de la Iglesia entre otras, es la misión central»

«La comunicación es algo muy importante para la Iglesia, pero se ha vuelto aún más urgente en el contexto de la covid». Con estas palabras iniciaba su ponencia «Compartir la Buena Noticia» en la cultura digital el secretario del Pontificio Consejo de la Cultura, Paul Tighe. Una ponencia que ponía el broche final a las IV Jornadas de Actualización Pastoral para sacerdotes de la archidiócesis de Madrid, organizadas por la Universidad de San Dámaso.

«El mundo digital no es algo secundario, es necesario evitar pensar que existe un mundo real y aparte el mundo digital. Debemos pensar que son dos realidades entrelazadas, y uno de nuestro retos como Iglesia es estar presente en este mundo» ha explicado el prelado irlandés, quien ha insistido en la idea de que «estar presente en la red no significa hacer lo que siempre hacemos y ponerlo online». «No se trata solo de tener una página de Facebook, Twitter o un canal de Youtube. Tenemos que pensar si lo que estamos haciendo, lo hacemos de un modo apropiado a la cultura digital».

En opinión de Tighe otro de los retos a los que se enfrenta la Iglesia a la hora de abordar su participación en el mundo digital es el lenguaje y el modo de expresarse. «Como Iglesia hemos sido muy buenos en la tradición escrita, sin embargo la comunicación textual no siempre es las más efectiva en el mundo digital» ha dicho. «El lenguaje digital es más rápido, inmediato, más emocional que racional, sin embargo — ha insistido— la verdadera prueba de nuestra capacidad de adaptación es ser capaces de transmitir nuestras verdades al público de este medio en su lenguaje». En este sentido ha explicado que «se trata más de mostrar que de contar, mostrar la realidad de lo que celebramos, ofrecer otra perspectiva».

Por otro lado, el prelado ha hecho hincapié en que «antes de pensar sobre nuestra presencia en redes como creyentes, tendremos que ser buenos ciudadanos en el mundo digital», en este sentido, y hablando sobre la agresividad y negatividad que a veces surgen en las redes sociales amparados por el anonimato de los participantes, ha aseverado que «es muy importante que la Iglesia esté presente en modo positivo. Debemos participar porque si no dejamos este campo solo a los negativos, a los agresivos y estaríamos perdiendo un gran espacio que puede ser muy positivo. El reto es estar presentes sin estar dominados por la negatividad y agresividad de la red».

«Como diría el Papa Francisco, intentemos usar los medios digitales para construir la cultura del encuentro, para encontrarse, para aprender y saber quienes son los demás. De este modo tendremos capacidad para construir relaciones».

«La gente tiene deseo de conectividad»

Por su parte, el arzobispo de Madrid, el cardenal Carlos Osoro ha sido el encargado de poner el punto final a estas jornadas, que se han celebrado estos días de manera telemática bajo el lema Evangelizar en la era digital.
Durante su intervención, Osoro ha insistido en la idea de la conectividad. «La gente quiere estar conectada, no permanecer como espectadores externos. Por ello, las redes sociales son un instrumento muy valioso que nos empujan a ver la realidad de otra manera». «La palabra es eficaz si se ve, y esto nos lo permite la red», ha dicho.

En su conclusión de estas jornadas, el arzobispo de Madrid ha explicado que «para nosotros es esencial que utilicemos este mundo de la comunicación , pero que no vayamos vacíos, sino que vayamos con fe, con esperanza… eso es lo que tiene que impresionar a nuestros contemporáneos».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa