Revista Ecclesia » Pastoral Carcelaria y CELAM: “El Papa pide obedecer el mandamiento ‘no matarás’”
Internacional

Pastoral Carcelaria y CELAM: “El Papa pide obedecer el mandamiento ‘no matarás’”

Pastoral Carcelaria y CELAM: “El Papa pide obedecer el mandamiento ‘no matarás’”

La Pastoral Carcelaria de América Latina y El Caribe y el CELAM, comunica su alegría ante la modificación del Papa en el artículo del catecismo sobre la pena de muerte. Rafael Luciani, miembro del equipo de reflexión teológico-pastoral del CELAM explica los puntos fuertes del comunicado

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano, 3 de agosto de 2018

Bajo el título “Sí a la Vida, no a la pena de Muerte”, la Pastoral Carcelaria de América Latina y el Caribe en comunión con el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) ha declarado, a través de un comunicado, que se trata de una modificación con la que el Papa “nos invita a obedecer el mandamiento del Señor “no matarás” y ratifica el principio de la inviolabilidad de la vida y la dignidad humana”, la cual – asegura la Pastoral Carcelaria – “no se pierde ni siquiera después de haber cometido crímenes muy graves”.

En sus declaraciones también exhortan a los Estados donde en la actualidad se aplica “a legislar aboliendo la pena de muerte” y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad “a contribuir a crear en la opinión pública una conciencia cada vez mayor en defensa de la Vida, desde la concepción”.

Escucha a Rafael Luciani, miembro del equipo de reflexión teológico-pastoral del CELAM

Puntos clave del comunicado: desarrollo de la doctrina católica y la importancia de la vida

Se trata de una modificación, la cual – dice la Pastoral Carcelaria y el CELAM – “la asumimos, tal como lo afirma el Cardenal Luis F Ladarria, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, como un “auténtico desarrollo de la doctrina católica”.

Y este desarrollo del que habla el Cardenal Ladaria es uno de los dos puntos importantes de este comunicado, dice Rafael Luciani, miembro del equipo de reflexión teológico-pastoral del CELAM: “Esto es algo que muchas conciencias católicas creían que no podía suceder y hoy vemos como Francisco, a la luz del Evangelio, rescatando el sentido de la vida hace esta profundización y desarrollo de la doctrina”.

El segundo punto importante para Luciani es “la vida”: “Se debe dejar a la persona vivir, incluso habiendo cometido el crimen que sea, dejarlo vivir y no finalizar en su muerte” expresa el miembro del equipo de reflexión teológico-pastoral del CELAM.

El nuevo texto sobre la pena de muerte está vinculado a la salvación

“Hay que rescatar la posibilidad de que en el transcurso de su vida la persona pueda redimirse, pueda encontrarse con el mal que ha hecho y restaurarlo” explica Luciani, asegurando que esta modificación del Papa se trata de un tema de “salvación”: “El Papa quiere salvaguardar la libertad humana de cara a la posibilidad de que siempre Dios abre la salvación a la persona independientemente de lo que haya hecho”.

Pena de muerte: Norte América vs América Latina

Luciani concluye explicando que la modificación de este artículo en el Catecismo de la Iglesia Católica “puede afectar más a países del norte como Estados Unidos”, donde la pena de muerte “sigue siendo algo no solo establecido legalmente sino que culturalmente apoyado”. En América Latina, por el contrario – dice Luciani – “la defensa de la vida siempre ha sido un valor”: “recordemos que en la mayoría de los países hay vicarias en pro de la defensa de la vida, marchas en defensa de la vida y una serie de actividades pastorales para defender la vida”. La reflexión en América Latina y el Caribe “es más positiva que en otros contextos – finaliza – donde hay una cultura instaurada en las personas frente a quien está en la cárcel pensando y creyendo que debe morir”.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa