Revista Ecclesia » Participar en tu parroquia es hacer una declaración de principios, por Vicente Jiménez Zamora, obispo de Santander
vicente-zamora
Iglesia en España

Participar en tu parroquia es hacer una declaración de principios, por Vicente Jiménez Zamora, obispo de Santander

Participar en tu parroquia es hacer una declaración de principios, por Vicente Jiménez Zamora, obispo de Santander

El domingo, 16 de noviembre de 2014, celebramos el Día de la Iglesia Diocesana. La Diócesis es la casa de todos; es el seno materno en el que todos hemos sido engendrados a la vida de hijos de Dios. 

La Diócesis custodia la memoria viva de Jesucristo, nos sirve la Palabra de Dios, nos congrega para la celebración de la fe y los sacramentos, y nos lanza al compromiso evangelizador y misionero.

La Diócesis acompaña a los que sufren, ofrece esperanza en medio del drama social y económico que estamos viviendo, aporta ayuda material y espiritual a los más necesitados y propone principios y valores para salir de esta difícil situación.

En esta Jornada estamos convocados a dar gracias a Dios por pertenecer a la Iglesia Diocesana y estamos llamados a orar con más intensidad por nuestra Diócesis de Santander, que peregrina en Cantabria y en el Valle de Mena, por el obispo, los sacerdotes y diáconos, las personas consagradas, los fieles laicos y los seminaristas, para que vivamos con fidelidad nuestra propia vocación.

El lema de este año es: Participar en tu parroquia es hacer una declaración de principios. La Diócesis se hace más cercana en cada una de las parroquias, un lugar de acogida y de fraternidad abierta a todos, un lugar que invita y envía a la misión. En las parroquias la Diócesis acompaña a todos, está cerca de los niños por medio de la catequesis y acompaña a los jóvenes y a los adultos en cualquier situación de su vida. La parroquia es como una madre con el corazón abierto a todos. La parroquia es “la misma Iglesia que vive entre las casas de sus hijos y de sus hijas” ( Juan Pablo II, Christifideles Laici, 26).

Colaboración económica. Para que nuestra Iglesia Diocesana de Santander pueda cumplir su misión evangelizadora, acompañando a todos y ayudando a los que más lo necesitan, es imprescindible la colaboración económica de los católicos y de todas las personas que valoran su labor. Las formas de colaboración son varias: con donativos, con las colectas, con la X en la Declaración de la Renta, con una cuota periódica (mensual, trimestral, anual): es la mejor forma de colaboración económica.

En nuestra Diócesis experimentamos el amor de Dios. Trabajemos en ella y por ella. Nuestra Iglesia Diocesana necesita tu ayuda y tu compromiso económico.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa