Revista Ecclesia » Pardo Manrique en ATRIUM: «Vivimos en una sociedad que se mueve con pies de barro»
Roman A. Pardo Manrique en Atrium: «Vivimos en una sociedad que se mueve con pies de barro»
Iglesia en España Última hora

Pardo Manrique en ATRIUM: «Vivimos en una sociedad que se mueve con pies de barro»

En la pasada noche tuvo lugar de forma telemática la tercera sesión del ciclo de conferencias sobre Doctrina Social de la Iglesia (DSI), organizado por la iniciativa de debate, reflexión y diálogo ATRIUM

En esta ocasión, fue el doctor Román A. Pardo Manrique, de la facultad de Teología de la Universidad Pontifica de Salamanca (UPSA), quien abordó el principio de solidaridad y la vía de la caridad presentes en la DSI para interpretar las fallas del sistema económico-político de hoy y ofrecer soluciones a la luz del magisterio de la Iglesia. 

Durante su exposición, referenció a pensadores que iban desde Durkheim a Ivan Illich, pasando por las tesis de Habermas o citando por encima Ética cosmopolita, de Adela Cortina. El objetivo fue tratar de dilucidar algunos asuntos como el falso revestimiento con el que la «cada vez más mermada sociedad del bienestar» aborda la solidaridad. 

Entre los temas abordados: los prójimos olvidados, la polarización de los recursos y la falta de medios objetivos para que los más desfavorecidos, especialmente golpeados por las sucesivas crisis económicas y sociales, puedan salir adelante. 

A su juicio, uno de los puntos en lo que quiso incidir durante su intervención fue la falta de simetría entre lo que la ciudadanía aporta y lo que las instituciones gubernamentales dan.  «Generan tensiones y hace que la distancia social se amplíe». 

La parábola del buen samaritano: espejo en el que transitar por la vía de la caridad 

En sus exposiciones, Pardo Manrique invitó a los asistentes a ahondar en el pasaje del Evangelio del samaritano desde una perspectiva misericordiosa y sobre el rol de aquel que se encuentra con el desvalido y ejerce su libertad para cambiar su suerte. 

«Libremente yo opto por la fraternidad. Esto no enseña el samaritano». «Es una respuesta al llamado del otro que no es un cualquiera sino un prójimo a quien yo escojo, más allá del deber». «Si el samaritano no dice “yo quiero”, no hay parábola». «Cristo enseña a los hombres que no están solos en su destino».  

A la luz del Evangelio, ¿cómo tenemos que actuar frente a la fiscalidad? 

Frente a la pregunta de uno de los responsables de ATRIUM, Antonio Rivas, el profesor de la UPSA habló sobre cómo nuestros impuestos, a la luz de la palabra de Dios, puede ayudar a constituir una sociedad más justa. 

«Hay que pagar impuestos porque es el modo más directo de contribuir al bien común. De las pocas cosas que nos quedan, política y socialmente, para saber que vivimos en comunidad».

Citando a Benedicto XVI en Caritas in veritate, alabó la osadía, aunque su complicada aplicación en los estados actuales, del pontífice a la hora de pensar de forma creativa en una mayor participación de los ciudadanos en el ámbito impositivo para poder decidir a dónde quieren dirigir sus impuestos. 

Lo que la pandemia nos está dejando en claro 

Para Pardo Manrique, «la pandemia nos ha demostrado que nuestra soberbia se ha caído como un castillo de naipes».  «Se ha corrido el velo de la sociedad de bienestar. Vivimos en una sociedad con pies de barro».   «En la medida que digamos que la pandemia nos ayuda a la solidaridad estamos poniendo el centro de atención en un sitio donde no debe». 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa