Especiales Ecclesia

Paraguay Regalos que hicieron los niños enfermos al Papa

“El maletín de la esperanza”: Regalos de los niños enfermos al Papa en Paraguay

 Durante la visita privada que realizó el Papa Francisco hoy en la mañana al hospital pediátrico Acosta Ñu en la capital paraguaya, los niños le regalaron varios dibujos, cartas y mensajes con sus expresiones de cariño. Entre los gestos de cariño, el Pontífice recibió un regalo hecho por un niño que falleció días antes de su visita.

Los pequeños pacientes prepararon el denominado “maletín de la esperanza” donde colocaron los obsequios. También incluyeron un mensaje en guaraní escrito sobre el mapa de Paraguay que dice: “Papa Francisco rovy´aite rejuhaguére ore retame. Orerovasa” (Papa Francisco, estamos felices por tu visita a nuestro país. Bendícenos).

«Verlos dibujar y escribir sus mensajes, entusiasmados y llenos de esperanza, nos transmitieron un ideal claro: que no pierden la fe ante situaciones difíciles, como una enfermedad o estando lejos de los seres queridos mientras realizan sus tratamientos», manifestó Lilian Rodas, una de las maestras de manualidades del hospital, al diario Última Hora.

El Santo Padre obsequió rosarios a los médicos, enfermeras y al personal administrativo. También agradeció al capellán de Acosta Ñu por el acompañamiento espiritual a los niños durante su enfermedad.

Asimismo, el Papa bendijo a todos los niños y estuvo conversando con cuatro pequeñas que habían recibido un trasplante de corazón.

El niño que no pudo regalarle su dibujo al Papa

Pedrito Ramón era un niño paraguayo de ocho años que sufría de aplasia medular, dolencia en la médula ósea, y estaba internado por en Acosta Ñu. Al enterarse de que el Papa Francisco visitaría el centro médico, decidió hacerle un dibujo con un mensaje para entregárselo al Santo Padre.

Sin embargo, no pudo cumplir su sueño. Después de una semana con terapia intensiva, y pese a los esfuerzos de los doctores por salvarlo, el niño falleció el 24 de junio.

En el dibujo, Pedrito retrató a sus padres y a su hermana menor (residentes en la ciudad de Tobatí a 70 km de Asunción), rodeados de árboles, un prado y un sol gigante. Al lado de la imagen se leían las palabras en guaraní: “Papa Francisco chemonguera taháma ógape. Rohayhu” (Papa Francisco sáname para poder ir a casa. Te quiero).

 ACIPRENSA

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.