LOPEZ TRUJILLO
Iglesia en España

Para que las parroquias no enfermen de autosuficiencia

Para que las parroquias no enfermen de autosuficiencia

Ponencia de Lorenzo Trujillo, exrector del seminario de Ciudad Real, en el Congreso Parroquia y Nueva Evangelización, de Valencia

El sacerdote Lorenzo Trujillo, delegado diocesano de Formación de la diócesis de Ciudad Real, ha invitado en el Congreso Diocesano “Parroquia y Nueva Evangelización”, a las parroquias a desarrollar su misión evangelizadora aceptando su “insuficiencia para llevarla a cabo en su totalidad, porque una parroquia no es una diócesis”. De lo contrario, se caería en una “patología de una pastoral enfermiza de la autosuficiencia”

Trujillo ha destacado, que la misión evangelizadora en las parroquias debe partir siempre desde la oración y la confianza en Dios, y ha añadido que, tras ello, el primer paso debe ser el de aceptar las propias limitaciones y la “insuficiencia de la parroquia para desarrollar la totalidad de la misión”

Por otra parte, ha alentado también a las parroquias a llevar a cabo una “acogida afectiva” a los alejados de la Iglesia ha explicado que se trata de “saber recibir al que viene, personalmente, afectivamente, misericordiosamente y con todo el respeto del alma” y explicarle “dónde está su fe, por qué no cree, qué es lo que le separa de la Iglesia, en un tono afectuoso, con un gran respeto, sin presionar, pero con mucha seriedad y verdad; todo ello es un elemento básico en la parroquia y tiene efectos multiplicadores, aunque a veces fracase”.

La acogida “tiene hoy en el cuidado pastoral una importancia muy grande, explicar en tono afectuoso al que llega que se le quiere, pero siempre con la verdad por delante, y nada de tolerancia relativista”.

En su ponencia, titulada “La Parroquia, Iglesia de Cristo en un lugar”, Trujillo ha explicado también que el ministerio sacerdotal se tiene que vivir cada vez más como servicio. “Hay que pasar del poder, que debe ser cada vez menos, a la autoridad, basada en la coherencia de vida, que debe ser cada vez mayor”, ha pedido el sacerdote.

Además ha invitado también a recuperar la “episcopalidad con hondura”, en la que el obispo es, primero, sacerdote, y luego organizador de la diócesis, y, al mismo tiempo, “el párroco ha de saber que el mismo párroco no es obispo sino presbítero”.

Por otra parte, Trujillo ha señalado que la parroquia “tendrá que tender a ser plataforma local de nueva evangelización”, “de misión localizada”, lo que, según el sacerdote, supone “un camino de remodelación incluso institucional, no sólo personal o pastoral si no también del modelo organizativo”.

 

Por Antonio DIAZ TORTAJADA, sacerdote-periodista

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.