Revista Ecclesia » El Papa se despide de Budapest tras el rezo del Ángelus: «Abrámonos a los sedientos de nuestro tiempo»
Papa_Angelus_Budapest
Internacional Santa Sede Última hora

El Papa se despide de Budapest tras el rezo del Ángelus: «Abrámonos a los sedientos de nuestro tiempo»

Al finalizar la Santa Misa de clausura del Congreso Eucarístico Internacional y su visita a Budapest, el Papa Francisco ha rezado el Ángelus, exhortando a «recurrir a las fuentes, abriéndose a los sedientos de nuestro tiempo».

El Pontífice ha hecho referencia al «sentimiento religioso como savia de esta nación, tan unida a sus raíces». Pero la cruz,  ha dicho, plantada en la tierra, «además de invitarnos a enraizarnos bien, eleva y extiende sus brazos hacia todos; exhorta a mantener firmes las raíces, pero sin encerrarse; a recurrir a las fuentes, abriéndose a los sedientos de nuestro tiempo».

El Pontífice ha concluido sus siete horas de visita a la capital húngara dando las gracias y bendiciendo a los fieles en su propia lengua.

Gratitud del Papa a la gran familia húngara

Al finalizar la Santa Misa de clausura del Congreso Eucarístico Internacional y su visita a Budapest, el Santo Padre manifestó su agradecimiento a la gran familia cristiana húngara, a la que desea abrazar en sus ritos, en su historia, en las hermanas y hermanos católicos y de otras confesiones, todos en camino hacia la unidad plena.

Que la “Beata Reina” los acompañe y los bendiga

Antes de rezar el Ángelus, el Santo Padre dijo que los húngaros, antiguamente, por respeto, no pronunciaban el nombre de María, pero la llamaban con el mismo título honorífico utilizado para la reina.

Que la «Beata Reina, vuestra antigua patrona» los acompañe y los bendiga. Mi bendición, desde esta gran ciudad, quiere llegar a todos, en particular a los niños y a los jóvenes, a los ancianos y a los enfermos, a los pobres y a los excluidos. Con ustedes y para ustedes digo: Isten, áldd meg a magyart! [¡Que Dios bendiga a los húngaros!]



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa