Opinión

El Papa Francisco solo ante el peligro yihadista

El Papa Francisco solo ante el peligro yihadista

El Papa Francisco en El Cairo. No lleva más armas que la paz, la oración de la Iglesia que reza por Pedro y su propia confianza en la Divina Providencia que todo los dispone por el bien de su elegido para dirigir en estos tiempos, en los que como decía de los suyos Santa Teresa: se quiere volver a sentenciar y crucificar a Cristo y quieren poner su Iglesia por los suelos con graves profanaciones y sacrilegios. Ademán en algunos países extremistas islamistas radicales crucifican a los cristianos.

En España se profanan iglesias y se cometen horribles sacrilegios. El viaje, como peregrino de la paz del Papa Francisca, es sorprendente y preocupante porque tiene como fin estar presente en el mismo lugar en donde el Domingo de Ramos fueron masacrados 44 cristianos y destruidas iglesias de los católicos y ortodoxos coptos. Pero se añade un dato que mirado desde la perspectiva de la seguridad personal del papa Francisco, preocupa mucho a las autoridades. El Papa no quiere ver a la gente y ser visto por ella en coche blindado, sino dejarse ver e incluso relacionarse directamente con las personas, lo cual es un peligro real y muy serio. El 13 de mayo de 1981 el Papa San Juan Pablo II sufría un intento de magnicidio en la misma Plaza de San Pedro que le hubiese costado la vida si la bala disparado por el lobo gris terrorista, Alí Agcá, no hubiese sido desviada por la Mano Maternal de Nuestra Señora, como reconoció humilde y agradecido el propio San Juan Pablo II. Para todos este viaje es un oportunidad para la paz, para dar a conocer la situación de terror en la que viven los coptos, y para el mismo Egipto que está viviendo un momento clave para superar las secuelas que su propia primavera dejó: debacle del turismo al país de la pirámides y los faraones, huida de la inversiones (…)

Hasta el siglo XVII los cristianos coptos católicos y ortodoxos eran mayoría, hoy esa mayoría es musulmana. Sin embargo los católicos a pesar de ser de minoría minoritaria de apenas uno 250.000, tienen gran importancia en el mundo de la educación, en muchas escuelas católicas el número de estudiantes musulmanes es alto por la calidad educativa. Sin embargo tanto los católicos como lo ortodoxos coptos apenas tienen seguridad en su vida y sus bienes. Esta visita del Papa Francisco es muy importante para denunciar una realidad que poco conocida porque muy poco se informa por los medios de comunicación de la tragedia cotidiana que viven los cristianos en Egipto.

Fidel García Martínez

Print Friendly, PDF & Email