Santa Sede

Papa Francisco recibe en visita ad Limina a los obispos de Lituania

A los obispos de Lituania: Diálogo constructivo con todos, cercanía con los pobres y ayuda a los que emigran

»Habéis venido a Roma con vuestra juventud, y también con vuestro heroísmo. De hecho, entre vosotros hay algunos hermanos jóvenes, pero sobre todo prelados que han atravesado el triste período de la persecución. Gracias por vuestro testimonio de Jesucristo y por vuestro servicio al santo pueblo de Dios», escribe el Santo Padre en el discurso que ha entregado esta mañana a los obispos de la Conferencia Episcopal de Lituania al final de su quinquenal visita »ad Limina».

»Lituania siempre ha tenido pastores cercanos a su rebaño y solidarios con él -prosigue- A lo largo de la historia de la nación, han acompañado con entgrega a su gente, no sólo en el camino de la fe y a la hora de afrontar las dificultades materiales, sino también en la construcción civil y cultural de la sociedad, que tiene su sustrato histórico y de identidad en la fuerza de Evangelio y el amor a la Santísima Madre de Dios. Vosotros sois los herederos de esta historia, de este patrimonio de caridad pastoral, y lo demostráis con la energía de vuestra acción, la comunión que os anima y la perseverancia en la consecución de las metas que os indica el Espíritu».

»Queridos hermanos, conozco vuestras fatigas apostólicas . Si durante mucho tiempo la Iglesia en vuestro país ha sido oprimida por regímenes fundados en ideologías contrarias a la dignidad y la libertad humana, ahora os enfrentáis a otros peligros, como el secularismo y el relativismo. Para ello, junto a un incansable anuncio del Evangelio y los valores cristianos, no hay que olvidar un diálogo constructivo con todos, incluso con los que no pertenecen a la Iglesia o están lejos de la experiencia religiosa. Preocupaos porque las comunidades cristianas sean siempre lugares de acogida, abiertas y constructivas, estímulo para toda la sociedad en la búsqueda del bien común».

Francisco no olvida el esfuerzo incesante y la atención que los obispos lituanos prestan a su clero y les invita a rezar para que Dios les conceda »sacerdotes generosos y capaces de sacrificio y dedicación». Y también »laicos convencidos que sepan asumirse responsabilidades dentro de la comunidad eclesial y dar una valiosa contribución cristiana a la sociedad» a quienes los prelados deben animar a estar presentes, »con la fuerza de una fe adulta , en la vida civil, cultural, política y social».

El Papa toca después el tema de la familia sobre cuya belleza, valores y los retos que enfrenta en nuestra época la Iglesia está reflexionando, y llama a los prelados a dar como pastores »su contribución a esta gran obra de discernimiento» y sobre todo a prestar gran atención a la pastoral familiar, »de modo que los cónyuges sienten la cercanía de la comunidad cristiana y se sientan ayudados a «no conformarse a la mentalidad de este mundo, sino a renovarse continuamente en el espíritu del Evangelio. »De hecho, vuestro país -nota el Pontífice- que ha entrado de lleno en la Unión Europea, está expuesto a la influencia de las ideologías que querrían introducir elementos de desestabilización de las familias, fruto de un malentendido sentido de la libertad personal. Las seculares tradiciones lituanas en este ámbito os ayudarán a responder, según la razón y la fe, a tales desafíos».

Tras instar a los prelados a prestar una especial atención a las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada y a no esperar que sean sus sacerdotes los primeros en buscarles, sino a salir ellos a su encuentro, el Papa les exhorta a la solicitud por los pobres. »Incluso en Lituania, a pesar del desarrollo económico actual -concluye- hay muchos necesitados, desempleados, enfermos, abandonados. Estad cerca de ellos. Y no os olvidéis de aquellos. especialmente entre los jóvenes, que por diversas razones abandonan el país y tratan de abrirse un camino nuevo en el extranjero. Su creciente número y sus necesidades requieren atención y cuidado pastoral por parte de la Conferencia Episcopal, para que puedan mantener la fe y las tradiciones religiosas de Lituania».

Ciudad del Vaticano, 2 de febrero 2015 (VIS).-

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.