Santa Sede Última hora

Papa Francisco: «Dios es el verdadero Compañero en el camino de la persona»

En la festividad de san Juan Bautista, el Papa Francisco aseguró que «la oración es la que afianza la relación con Dios y le permite ser “Compañero en medio de las travesías de la vida”».
Así lo ha explicado el Pontífice, que ha continuado su ciclo de catequesis en la audiencia general. El Santo padre ha descrito el itinerario de la vida del rey David, «donde no todo fue positivo». Su mirada acoge, detrás del desarrollo de las cosas, «un misterio más grande», ha afirmado el Papa, que ha insistido en que «la oración nace precisamente de allí, de la convicción de que la vida no es algo que se desliza a nuestro lado, sino que es un misterio asombroso, que en nosotros provoca la poesía, la música, la gratitud, la alabanza o el lamento, la súplica. La tradición quiere por ello que David sea el gran artífice de la composición de los salmos».

El diálogo permanente con Dios

«David tiene un sueño: el de ser un buen pastor. Alguna vez será capaz de estar a la altura de esta tarea, otras veces, menos; pero lo que importa, en el contexto de la historia de la salvación, es que sea profecía de otro Rey, del que él es solo anuncio y prefiguración».
Francisco ha insistido en la imagen de David orando en cada situación: «El santo David, reza; David pecador, reza; David perseguido, reza; David perseguidor, reza; David víctima, reza. También David el verdugo, reza. Este es el hilo rojo de su vida. Un hombre de oración. Esa es la voz que nunca se apaga: ya sea que tome los tonos del júbilo, o los del lamento, es siempre la misma oración, sólo cambia la melodía».

Dios siempre escucha

Tanto la alegría como la culpa, en el amor como el sufrimiento, «todo puede convertirse en una palabra dirigida al “Tú” que siempre nos escucha», ha subrayado el Papa.
La oración tiene una fuerza particular en todos aquellos que le dan espacio en su vida porque «es capaz de asegurar la relación con Dios, que es el verdadero Compañero de camino del hombre, en medio a las miles de travesías de la vida».

Print Friendly, PDF & Email