Papa Francisco

Papa Francisco, ángelus 15 marzo 2015: Dios es rico en misericordia, María es la Madre de la Misericordia

Papa Francisco, ángelus 15 marzo 2015: Dios es rico en misericordia, María es la Madre de la Misericordia

En sus palabras antes del rezo mariano dominical, el Papa Francisco hizo hincapié en el Evangelio del IV Domingo de Cuaresma. «Escuchando esta palabra, dirigimos la mirada de nuestro corazón a Jesús Crucificado y sentimos dentro de nosotros que ¡Dios nos ama, nos ama de verdad, y nos ama tanto! He aquí la expresión más sencilla que resume todo el Evangelio, toda la fe, toda la teología: Dios nos ama con amor gratuito y sin límites».

No olvidemos nunca: «Dios es rico en Misericordia»

Recibido con gran alegría y aplausos por miles de peregrinos, que a pesar de una lluvia intermitente acudieron a la plaza de San Pedro para rezar con el Papa y recibir su bendición, el Obispo de Roma recordó con la Plegaria Eucarística, que «si en la creación, el Padre nos ha dado la prueba de su inmenso amor donándonos la vida, en la pasión de su Hijo nos ha dado la prueba de las pruebas: ha venido a sufrir y a morir por nosotros».

El Espíritu Santo obra en la Iglesia y fuera de la Iglesia, haciendo crecer los valores de auténtica humanidad

«Después de la muerte y resurrección de Jesús, ‘el amor de Dios – dice siempre San Pablo – ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos ha sido dado. (Rm 5,5)», reiteró el Papa Francisco, señalando que «el Espíritu Santo obra en la Iglesia, y a través de ella asegura la memoria viva de Cristo y obra por doquier, también fuera de la Iglesia, haciendo crecer los valores de auténtica humanidad. El Espíritu de amor nos hace capaces de amar a Dios y a los hermanos. El Signo más santo y eficaz de este amor es la Eucaristía, el memorial de la Pascua de Jesús: cada vez que la celebramos revivimos el evento del Calvario, culmen de la historia de amor de Dios con la humanidad».

¡Que María, Madre de Misericordia, nos ponga en el corazón la certeza de que somos amados por Dios. Que esté cerca de nosotros en los momentos de dificultad y nos done los sentimientos de su Hijo, para que nuestro itinerario cuaresmal sea experiencia de perdón, de acogida y de caridad!

(CdM – RV)

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.