Revista Ecclesia » Panamá: 44 años de la desaparición del padre Héctor Gallego
hector gallego
Internacional

Panamá: 44 años de la desaparición del padre Héctor Gallego

Panamá: 44 años de la desaparición del padre Héctor Gallego

La Iglesia en Panamá celebra la vida y recuerda la desaparición del Padre Héctor Gallego hace 44 años

A 44 años de su desaparición, Padre Héctor Gallego sigue presente en su Iglesia y en su pueblo, señala una nota emitida por la Arquidiócesis de Panamá.

Este de junio de 2015, la Iglesia en Panamá ha celebrado la vida y recordado la desaparición del Padre Héctor Gallego hace 44 años.

Como seminarista, compartió su formación con el veragüense Plinio Mojica, quien le contó sobre las necesidades de los campesinos de su tierra, despertando en él el deseo misionero de involucrarse con esta realidad.

Siendo ya diácono, realiza su práctica pastoral, previa a la ordenación como sacerdote, en San Francisco de la Montaña y en el Distrito de Santa Fe, en 1966.

El 15 de julio de 1967 fue ordenado sacerdote en Medellín por Monseñor Marcos McGrath, Arzobispo de Panamá, celebrando su primera Misa en Panamá, en San Francisco de la Montaña, para luego ser nombrado Párroco de San Pedro Apóstol, en Santa Fe de Veraguas, donde inicia su tarea de evangelización y promoción humana.

A la luz del Evangelio, el Concilio Vaticano II y la Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Medellín, el Padre Héctor trabaja por la renovación de las estructuras pastorales, promoviendo las Comunidades Eclesiales de Base; mostró a los campesinos la realidad de explotación en que vivían y ofreció caminos para su formación y desarrollo.

Esta labor de acompañamiento y animación dio frutos importantes, como la Cooperativa “Esperanza de los Campesinos”, con la que la comunidad fuera produciendo recursos para ponerla al servicio de todos.

Al igual que el Maestro Jesús, Héctor sufrió las consecuencias de su misión, siendo secuestrado y desaparecido por hombres uniformados, sin que hasta la fecha se conozca su paradero.

Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, Arzobispo Metropolitano de Panamá, reflexiona: “El Padre Héctor vivió la pobreza evangélica y como pastor se entregó en cuerpo y alma a quienes habían sido confiados a su responsabilidad. Aún en los momentos de calumnia y persecución, fue fiel hasta dar la vida por el Evangelio”.

“Que el recuerdo de la vida del Padre Héctor Gallego nos llene de gratitud y de entusiasmo para ser esta Iglesia de discípulos y misioneros que queremos ser hoy, dejándonos inspirar por Cristo, el Buen Pastor, que va delante de sus ovejas (…) que ha venido para que tengan vida, y vida en abundancia”.

Fuente: Arquidiócesis de Panamá



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada mes, en tu casa

Últimas entradas