Papa Francisco Semana Santa

Palabras del Papa Francisco al término de la misa «in cœna Domini», celebrada en el correccional de Casal del Marmo

 Palabras del Papa Francisco al término de la misa «in cœna Domini», celebrada en el correccional de Casal del Marmo (Roma) (28-3-2013)

 «¡No os dejéis robar la esperanza!»

 Al término de la santa misa, antes de volver al Vaticano, el Papa Francisco se ha reunido, en el gimnasio del correccional, con la familia de esta institución, en presencia, entre otros, de la ministra de Gracia y Justicia, la honorable Paola Severino; de la jefa del Departamento de Justicia de Menores, Caterina Chinnici; del comandante de la Policía Penitenciaria de Casal del Marmo, Saulo Patrizi, y de Liana Giambartolomei, directora de Casal del Marmo. Los muchachos del correccional han regalado al Papa un crucifijo de madera y un reclinatorio, también de madera, realizados por ellos mismos en el taller de artesanía de esa institución.

Durante el encuentro, respondiendo primero al saludo de la honorable Severino y después a la pregunta de uno de los menores reclusos, el Santo Padre ha pronunciado las siguientes palabras:

 

Agradecimiento tras el saludo de la ministra Severino:

Doy las gracias a la señora ministra por sus palabras; a las autoridades por su recibimiento, y a vosotros, chicos y chicas, por la acogida de hoy: me hace feliz estar con vosotros. Adelante, ¿de acuerdo? ¡Y no os dejéis robar la esperanza, no os dejéis robar la esperanza! ¿Entendido? ¡Siempre con la esperanza, adelante! Gracias.

 

Pregunta de un muchacho:

Gracias, Padre, por haber venido hoy. Pero quiero saber una cosa: ¿por qué has venido hoy aquí a Casal del Marmo? Nada más, solo esto.

 

Respuesta del Papa:

Es un sentimiento que ha surgido del corazón; he sentido eso: dónde están los que tal vez me ayuden a ser humilde, a ser servidor como tiene que serlo un obispo. Y he pensado, he preguntado: «¿Dónde están aquellos a los que les gustaría recibir una visita?». Y me han dicho: «Casal del Marmo, tal vez». Y cuando me lo han dicho, he venido aquí. Pero del corazón ha surgido eso, solo eso. Las cosas del corazón no tienen explicación: se limitan a surgir. ¡Gracias, eh!

 

Saludos finales:

Ahora me despido. Muchas gracias por vuestra acogida. Rezad por mí y nos os dejéis robar la esperanza. ¡Siempre adelante! ¡Muchas gracias!

(Original italiano procedente del archivo informático de la Santa Sede; traducción de ECCLESIA)

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Palabras del Papa Francisco al término de la misa «in cœna Domini», celebrada en el correccional de Casal del Marmo , 10.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email