Iglesia en España

Oviedo: ceremonia de beatificación del padre Luis Ormières

Oviedo: ceremonia de beatificación del padre Luis Ormières

22 de abril 2017 en la Catedral de Oviedo (Asturias)

La ceremonia estuvo presidida por el Cardenal Angelo Amato, Prefecto para la Congregación de las Causas de los Santos, y tuvo lugar en el marco de una Eucaristía. El Cardenal Amato estuvo -en toda la celebración acompañado de varios obispos: el nuncio Apostólico Mons Renzo Fratini, el Arzobispo de Oviedo, Mons. Jesús Sanz, los Obispos de la Provincia Eclesiástica, Mons. Julián López Martín, Obispo de León, Mons. Manuel Sánchez Monge, Obispo de Santander, y Mons. Juan Antonio Menéndez, Obispo de Astorga. Estuvieron presentes también el Obispo de Montauban, Mons. Bernard Ginoux y los Obispos de Palencia, Mons. Manuel Herrero Fernández, y el obispo de Sigüenza Guadalajara, el asturiano Mons. Atilano Rodríguez Martínez. Numerosos sacerdotes acompañaron en la celebración.

¿Por qué se celebró la ceremonia en Oviedo (Catedral)?. Porque en octubre de 2005, bajo el Pontificado de Benedicto XVI, la Congregación para las cosas de los Santos dio a conocer nuevas normas para las ceremonias de beatificación, entre las que destaca su celebración en la diócesis que haya promovido la causa del nuevo beato. La catedral estaba repleta de fieles. Entre el público había mucho gente joven, alumnos de los tres colegios que las hermanas tienen en Asturias. Las primeras monjas llegaron a Gijón en 1878. El Colegio de Avilés data de 1881y el de Oviedo en 1884.

El templo lleno de fieles contó también con la presencia de numerosas Hermana del Santo Ángel y también niños, jóvenes y familias pertenecientes a las diferentes obras apostólicas, colegios y parroquias, que dirigen las religiosas en el mundo. Especialmente de Latinoamérica (Colombia, Ecuador, Méjico, El Salvador, Nicaragua o Venezuela), pero también de África (Guinea Ecuatorial, Malí, Costa de Marfil), y de Asia (Japón).

También estaba la postuladora de la causa la religiosa Carmen Trejo. Asimismo estaba presente Pilar, la doctora que trato el cáncer maxilofacial a la monja Cecilia. Celina Sánchez del Río fue la encargada de portar hasta el altar las reliquias del nuevo beato cuya festividad queda fijada el 16 de enero.

El relicario es la imagen de un Ángel con las manos hacia el cielo alzando la reliquia en actitud de ofrenda y alabanza al Señor. Ha sido diseñado por Daniel Cortizo arquitecto de Oviedo

En un ambiente festivo se celebró la beatificación de Luis A. Ormières, Fundador de las Hermanas del Ángel de la Guarda. El padre Ormières, nació en Quillán, un pueblo del sur de Francia, el 14 de julio de 1809, en la época de la post-revolución francesa. Desde muy joven descubre su vocación de educador. Toda la vida espiritual del P. Ormières está marcada por la gracia que experimenta a la edad de 18 años mediante la lectura de S.Pablo, especialmente la 1 Cor. 12,7 “…A cada cual se le otorga la manifestación del Espíritu para provecho común”. Se ordenó sacerdote en 1833 y se dedicó principalmente a la educación. Con el tiempo fundó una congregación femenina, las HH. Del Ángel de la Guarda, que se extendió rápidamente por varios países. Sin embargo, a pesar de sus raíces francesas, el sacerdote que conoció Asturias, y concretamente Gijón, desde el año 1883 vivió en Gijón, donde comienzan a llamarle “el santín de Dios”. Falleció en Gijón, el 16 de enero de 1890, en el actual Colegio del Santo Ángel, donde aún se conserva la que fue su habitación, ahora convertida en Oratorio. Fue enterrado en Gijón, en el cementerio general, y unos años más tarde sus restos se trasladaron a la Casa Madre en Francia.

La congregación por él fundada, se encuentra actualmente en 16 países: Europa, América Asia y África. Con unas 500 religiosas. Su labor se centra preferentemente en la educación y atención a parroquias.

El proceso de esta beatificación desde la solicitud de apertura del proceso en 1954 (siendo arzobispo de Oviedo, Javier Lauzurica y Torralba, siguió estos pasos: en 1966 se entregan las actas del proceso diocesano a la Congregación para las Causas de los Santos en Roma. El 8 de abril de 1997 el Papa, hoy, S.Juan Pablo II, reconoce la heroicidad de las virtudes y el P. Ormières es considerado Venerable. En octubre de 2002 a la Hermana Celina Sánchez, religiosa de la Congregación, le descubren un tumor en la boca.

En diciembre de 2002, se siente curada y lo abrituye a que P. Fundador ha hecho el milagro. Lo comunica a la Doctora que la había tratado, la cual lo considera como algo inexplicable científicamente.

En julio de 2010, se solicita un informe clínico referente a todo el proceso que ha seguido este caso. La investigación se lleva a cabo en la Diócesis de Madrid donde ha sucedido el hecho. El 3 de octubre de 2013 se entregan en Roma, en la Congregación para las Causas de los Santos, las actas del proceso diocesano. Finalmente el 8 de julio de 2016 el Papa Francisco promulga el Decreto que reconoce el milagro de la curación de la hermana Celina por intercesión del P. Fundador de la Congregación de las Hermanas del Ángel de la Guarda. Se pide la aprobación del Decreto de Beatificación. Acontecimiento que tuvo lugar este sábado, 22 de abril de 2017 en la Catedral de Oviedo. Fue la segunda ceremonia de beatificación celebrada en Asturias, tras la de los cuatro mártires de Nembra.

El proceso de beatificación se vio impulsado con la curación inexplicable científicamente de un “cáncer incurablede una religiosa del Santo Ángel, natural de Gijón y profesora del colegio durante años, Hna. Celina Sánchez del Río. La Santa Sede aprobó el milagro de su curación gracias a la intercesión del P. Ormières, paso necesario para su beatificación.

En la homilía el cardenal Angelo Amato recordando cómo en la fiesta de la Resurrección de Jesús, presentamos hoy a nuestra contemplación a un discípulo del Señor Resucitado, el Beato Louis Antoine Ormières, fundador de la Congregación del Ángel de la Guarda. El Cardenal Amato recordó que Ormières «Chere Père» como era conocido en Francia y como «el santín» en Gijón- fue «un educador nato, un hombre de acción y de servicio con una personalidad rica de virtudes cristianas» al que la humildad transformó «su índole más bien fogosa en un comportamiento manso».

«Era un trabajador incansable. Sentía la necesidad irresistible de trabajar con los pobres», ha recordado el cardenal tras subrayar que el nuevo beato se enorgullecía de que la orden que él fundó fuera conocida en España como las «Hermanitas de los pobres».

En el nuevo Beato, francés de nacimiento y español de adopción, hay que resaltar sus virtudes cristianas como la esperanza, la caridad, acompañadas de un rico bagaje de cualidades humanas como la bondad, la gratitud, la serenidad, la amistad. En él la misericordia de Dios se hacía ternura con los pequeños, los débiles, los pobres, los inocentes. Estamos ante un hombre de Dios, un verdadero santo, matizó. Su regla de vida eran los Evangelios. De su fe manaban la templanza, la mansedumbre, la humildad. Se sabe que la humildad, recordó en Cardenal Omato, es el fundamento de toda virtud. Y el Padre Ormiéres sobresalía en la humildad. Era humilde en la presencia, en los modos, en la enseñanza. Los títulos no tenían valor para él.

Terminó la homilía animando a las hermanas del Ángel de la Guarda a que la beatificación del P. Ormiéres les infunda confianza en la vocación para continuar el apostolado en la Iglesia y el mundo, sobre todo en aquellas tierras en las que el rostro de Cristo es aún desconocido.

Al final de la ceremonia un gran ovación puso punto el punto final.

El óleo que se presentó del Beato fue realizado por el pintor Goyo Domínguez. Refleja a Louis Ormiéres, sonriente y rodeados de niños y representa el carisma del Fundador, apasionada por formar verdaderos discípulos de Crist. Es una escena rural que pretende reflejar el pueblo de Quillan donde nació el beato.

Toda la ceremonia estuvo acompañada por cantos a cago de la Asamblea dirigida por Guillermo Martínez y de la Schola Cantorum de la Catedral de Oviedo, dirigida por Leoncio Diéguez.

—————

Oviedo, 23 de abril de 2017

José Manuel Coviella C.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.