Revista Ecclesia » Osoro en la Misa Crismal en Valencia: la Iglesia, casa de la misericordia
ososro crismal
Iglesia en España

Osoro en la Misa Crismal en Valencia: la Iglesia, casa de la misericordia

Osoro en la Misa Crismal en Valencia: la Iglesia, casa de la misericordia

Monseñor Carlos Osoro, arzobispo de Valencia ha señalado en la misa crismal que la presencia del numeroso grupo de sacerdotes “hace visible que la Iglesia es casa y escuela de misericordia y comunión”.

“Vamos a comenzar un plan de acción pastoral, dijo, que, después de escucharos a vosotros y a los cristianos en diversas instancias, será lo que quizá llamemos Itinerario Diocesano de Evangelización, es decir, todo un proyecto pastoral completo que abarque todas las realidades y sea posible realizarlo entre todos los cristianos”.

“La Palabra de Dios, dijo más adelante, nos ha invitado a dar la Buena Noticia, a anunciar y dar la libertad, a dar vista y luz a quien tiene sombras u oscuridad total, a regalar la gracia del Señor. Hoy la gracia y la paz del Señor llega una vez más a nuestra vida, a través del Amor del Señor que se nos muestra, regalándonos su libertad con su entrega total y su triunfo en la resurrección”

“En la intimidad del Cenáculo, dijo, en el que nació el ministerio sacerdotal y en el que estamos en estos momentos, deseo hablaros hoy, en esta Misa Crismal, cuando vais a renovar ante mí el regalo que el Señor os hizo, como fue daros su misterio y su ministerio, quiero deciros y llegar a lo más profundo de vuestro corazón. La alegría del Evangelio, la gran novedad de la evangelización que tenemos que realizar en estos momentos de la historia, tiene dos claves esenciales sobre las que podemos construir todo un plan de evangelización, y ellas proceden del mismo Jesucristo, y las expreso con dos palabras: misericordia y comunión”.

Sobre “la misericordia”, dijo monseñor Osoro que el papa Juan XXIII fue el primero en acometer este desafío. “En su Diario espiritual encontramos numerosas consideraciones de una profundidad inmensa sobre la misericordia y la comunión. Él decía que la misericordia es el más bello nombre de Dios y el modo más hermoso de dirigirnos a Él”

“Hoy la esposa de Jesucristo, dijo monseñor Osoro Sierra, prefiere emplear la medicina de la misericordia antes que levantar el arma de la severidad; este tono surtió efecto en los dieciséis documentos del Concilio, que no modificaron la doctrina de la Iglesia, pero se percataron del vínculo que existe entre la misericordia, la verdad y la comunión. El nuevo estilo pastoral al que alude Juan XXIII tiene mucho que ver con lo que él llama en el discurso de apertura del Concilio “medicina de la misericordia”.
Por otra parte el papa Juan Pablo II hizo de la misericordia el tema conductor a lo largo de su pontificado y se lo encareció a la Iglesia en el mismo comienzo del siglo XXI cuando entre otros lugares, en la Carta Apostólica “Novo millennio ineunte”, nos dice que la Iglesia tiene que ser “casa y escuela de comunión” si quiere realizar la nueva evangelización. En esta comunión incluye la misericordia cuando nos habla de las características que tiene la espiritualidad de comunión”

Después de una larga meditación sobre la “comunión en la Iglesia” ha invitado a los sacerdotes a “reflejar la gloria del amor de Dios que es comunión”, ha invitado a los sacerdotes a ser “comunión con Cristo”, sólo así alcanzaremos nuestra fisonomía y que con experiencia viva de Él, instauraremos un dinamismo en nuestra vida que expresa la novedad absoluta del Evangelio y que es capaz de contagiar siempre la comunión que nace de Jesucristo, se alimenta en Jesucristo y se expresa como lo hizo Jesucristo”.

Por Antonio DIAZ TORTAJADA

Sacerdote-periodista



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa