Diócesis Iglesia en España

Orihuela-Alicante presenta sus cuentas ante el Día de la Iglesia Diocesana y recuerda que en 2011 invirtió cuatro millones de euros en los necesitados

Cáritas Diocesana atendió durante el 2011 a 64.453 personas, un 2% más que en el año anterior. La Diócesis presenta además, en el marco del Día de la Iglesia Diocesana, sus cifras económicas del pasado año. 

La Iglesia española celebra este próximo domingo, 18 de noviembre, el Día de la Iglesia Diocesana. Y este año lo hace con el lema “La Iglesia contribuye a crear una sociedad mejor. Ayuda a tu parroquia, ganamos todos”. La Diócesis de Orihuela-Alicante, en el marco de esta jornada, presenta sus cifras económicas  y sigue apelando a la colaboración de todos los diocesanos. Entre los datos que se hacen públicos sigue llamando la atención el gran número de personas atendidas por Cáritas de Orihuela-Alicante, 64.453, un 2% más que en 2010, y los cerca de cuatro millones de euros destinados desde esta entidad a las familias más necesitadas de la provincia.

 

De este modo Cáritas sigue siendo un gran apoyo para los más necesitados de la provincia de Alicante ya que ha destinado a la labor social 3.916.297 euros, de los cuales el 52,62% (2.060.719,34 €) se ha destinado a acogida y asistencia a personas en riesgo de exclusión social, mientras que un 28,51% (1.116.369,44) ha ido a la intervención con colectivos vulnerables (mujeres, jóvenes, mayores, enfermos de SIDA). El resto de los ingresos se reparten entre empleo e inserción socio-laboral (186.461,99 €), acción comunitaria rural y urbana (191.622,33 €), formación (31.454,76 €), comunicación y sensibilización (40.671,37 €), cooperación internacional (17.468,33 €) y administración, gestión técnica, seguimiento sobre el terreno y evaluación (271.529,44 €).

 

Y lo fundamental de todas estas cifras es que el 60% de los recursos de Cáritas gastados proceden de la comunidad eclesial y el resto a subvenciones, fundamentalmente públicas. Por lo que sigue siendo esencial la colaboración y la implicación de tantos diocesanos y de la Iglesia de Orihuela-Alicante para poder paliar y ayudar a las miles de personas con necesidades que acuden a esta institución diocesana.

 

“Nuestras gentes van respondiendo muy bien. Un hecho que constatamos en muchas parroquias es la generosidad de nuestros cristianos para ayudar a las Cáritas Parroquiales, convertidas, en los momentos actuales, más que nunca, en el adalid asistencial de los necesitados. La crisis, está removiendo corazones y las buenas gentes hacen sus ofrendas para aliviar la necesidad de tantos otros que están viviendo momentos de dificultad y penuria” afirma el responsable del Secretariado Diocesano para el Sostenimiento de la Iglesia, José Luis Satorre.

 

En este sentido el Obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante, Monseñor Jesús Murgui, apela a la caridad del pueblo alicantino afirmando que “cuando la justicia se enriquece con la caridad, la convivencia social goza de un crecimiento exponencial que hace posible la confianza entre las relaciones humanas que multiplica nuestras posibilidades y que incide muy positivamente en nuestro progreso social y económico”.

 

A día de hoy; la Diócesis de Orihuela–Alicante cuenta con 162 puntos de asistencia de las Cáritas parroquiales que han atendido en 2011 a 64.453 personas, un 2% más que en el año 2010. Toda esta red solidaria es posible gracias a los 1.219 voluntarios y a los 61 trabajadores repartidos por toda la Diócesis.

 

En cuanto a la lucha contra el SIDA la Diócesis mantiene el único hogar, para cuidar y reinsertar a estos enfermos, que existe en la provincia de Alicante, Casa Véritas, con 14 plazas y dos pisos tutelados. Se trabaja también en programas para atención a mujeres sin apoyo social, inmigrantes y personas sin empleo.  Cáritas mantiene también dos centros de personas sin hogar, uno en Orihuela y otro en Elche.

 

Y de cara al exterior se están desarrollando proyectos de cooperación internacional en Casma y Cisjordania.  En este sentido la Diócesis ha dado como fruto más de un centenar de misioneros que a día de hoy están desarrollando su labor humanitaria por todo el mundo.

 

REALIDAD DE NUESTRA DIÓCESIS

 

En este sentido la Administración Diocesana aporta en el marco del “Día de la Iglesia Diocesana” las cifras económicas del 2011 con el objetivo de ofrecer sus cuentas de forma clara y transparente. La Diócesis puede hablar de equilibrio económico al gastar lo mismo que ingresó: 8.900.313,44 euros.

 

Entre los principales gastos de la Iglesia Diocesana podemos destacar los 3.830.295,71 euros destinados a personal y Seguridad Social. De esos 8.900.313,44 euros, 1.264.683,23 van para ayuda de Parroquias, Seminarios de formación para los futuros sacerdotes, templos de nueva construcción, así como 535.000 euros destinados a la Casa Sacerdotal, residencia para los sacerdotes jubilados o sin residencia parroquial en Alicante. Otros 743.796,43 euros fueron dedicados a las actividades pastorales y al conjunto de necesidades de la Comunidad Diocesana.

 

Por otra parte la Diócesis destinó 559.892 euros al Fondo Común Interdiocesano, fondo de colaboración de todas las diócesis españolas, y necesita 1.975.543,29 euros para sufragar los gastos financieros, de funcionamiento, de asignación tributaria a la Hacienda Pública y poder cubrir las amortizaciones.

 

Los ingresos proceden en su mayoría de las aportaciones de las parroquias al Fondo Común Diocesano y de la Asignación Tributaria de donde sale el 70% del total, 6.207.410,13 euros. El resto se reparte entre ingresos por servicios, colectas extraordinarias, donativos o aportaciones de otras entidades diocesanas al Fondo Común.

 

La realidad diocesana, más allá de los datos económicos, abarca 78 municipios en los que se reparten las 215 parroquias con 350 sacerdotes. La vida religiosa está enriquecida con la presencia de 13 comunidades de vida contemplativa, 89 de vida activa y 8 institutos seculares.

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email