Revista Ecclesia » Ordenado un nuevo obispo en China, el quinto tras la firma de Acuerdo Provisional
Ordenado un nuevo obispo en China, el quinto tras la firma de Acuerdo Provisional
Internacional Última hora

Ordenado un nuevo obispo en China, el quinto tras la firma de Acuerdo Provisional

La Santa Sede ha confirmado la ordenación episcopal este miércoles 28 de julio de un nuevo obispo en China. Se trata del coadjutor de Pingliang, Antonio Li Hui, que había sido nombrado por el Papa Francisco el pasado 11 de enero. Li Hui es el quinto pastor consagrado en el país tras la firma del Acuerdo Provisional de dos años firmado en septiembre de 2018, renovado por otros dos en 2020.

La ceremonia tuvo lugar en la catedral de Pingliang, en la provincia de Gansu y, según el sitio web de la Iglesia católica china, la presidió el obispo de Kunming (provincia de Yunnan), Joseph Ma Yinglin, presidente de la Conferencia Episcopal y vicepresidente de la Asociación Patriótica Católica. Según la agencia AsiaNews, ambos órganos son expresión del Partido Comunista Chino.

Además del titular de la diócesis, Han Jide, asistieron a la celebración los obispos de Chengde (Guo Jincai) y Lanzhou (Han Zhihai), así como una treintena de sacerdotes, veinte religiosas y representantes de la Asociación Patriótica.

El obispo Li Hui nació en 1972. Ingresó en el seminario de la diócesis de Pingliang en 1990 y se graduó en el Instituto Teológico y Filosófico Católico Chino en 1996, siendo ordenado sacerdote ese mismo año. Con él son tres los obispos ordenados desde octubre —los otros dos son los de Qingdao y Hongdong-Lifen—, la fecha en la que se renovó el Acuerdo Provisional. En la primera etapa del Acuerdo (2018-2020) fueron consagrados otros dos.

La ordenación, según AsiaNews, coincide con nuevas manifestaciones de represión hacia aquellos clérigos que se niegan a aceptar el control del Partido Comunista. Es el caso del padre Joseph Liu, de la diócesis de Mindong, detenido por la policía «por negarse a unirse a la Iglesia independiente». «Después de diez horas de tortura, seis policías lo tomaron de la mano y lo obligaron a firmar», afirman las fuentes consultadas por esta publicación.

Hace unos meses, en mayo, las víctimas fueron el obispo y los sacerdotes de la diócesis de Xinxiang, en la provincia de Henan. Monseñor Joseph Zhang Weizhu, de 63 años, fue arrestado al día siguiente de que la policía hiciera una redada en un edificio propiedad de un católico que hacía las veces de seminario. En esa operación los agentes detuvieron a siete sacerdotes y diez seminaristas. A día de hoy se desconoce el paradero del prelado.

En octubre pasado, la Santa Sede subrayó que el Acuerdo Provisional suscrito con China atañe «exclusivamente al tema de los nombramientos episcopales», aunque es consciente de las «no pocas situaciones de gran sufrimiento» que se registran allí. Con ocasión de la renovación del mismo, afirmó: «La Santa Sede es profundamente consciente de ello, lo tiene muy en cuenta y no deja de llamar la atención del gobierno chino para favorecer un ejercicio más fructífero de la libertad religiosa. El camino es todavía largo y no está exento de dificultades».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa