Revista Ecclesia » Ordenaciones de presbíteros y diáconos en Cartagena
cartagena
Iglesia en España

Ordenaciones de presbíteros y diáconos en Cartagena

Ordenaciones de presbíteros y diáconos en Cartagena

 “Como agua mansa ha derramado el Señor la gracia sobre vosotros para que deis fruto abundante” – Mons. Lorca Planes durante la ordenación de presbíteros y diáconos

El pasado sábado la parroquia de San Pedro Apóstol de San Pedro del Pinatar acogía las ordenaciones de presbíteros y diáconos presididas por el Obispo de la Diócesis de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, acompañado por el Obispo de Huesca y Jaca, Mons. Julián Ruiz Martorell.

En la celebración participaron también el Vicario de la Zona Pastoral del Campo de Cartagena, D. José León; el rector del Seminario Misionero Redemptoris Mater, D. Diego Martínez; el rector del Seminario Mayor de San Fulgencio, D. Sebastián Chico; así como formadores y directores espirituales de ambos seminarios y otros sacerdotes.

En la celebración recibieron el Orden Presbiteral D. José Miguel Blasco Avellaneda y D. Eduardo Delgadillo García ambos del Seminario Misionero Redemptoris Mater, que se incorporan como sacerdotes a la Diócesis de Cartagena. En la misma celebración se ordenaron diáconos D. Galo Leonel Coronell y D. Pedro José González Najas del Seminario Misionero Redemptoris Mater, y D. Julián Rafael Sánchez Ruiz del Seminario Mayor de San Fulgencio.

Durante la homilía, Mons. Lorca Planes invitó a los que iban a ser ordenados presbíteros y diáconos a recordar el momento en el que fueron llamados por el Señor, “habéis recibido un hermoso regalo, el ser sacerdotes del Señor, profetas y heraldos de la Buena Nueva”, explicó el Sr. Obispo añadiendo, “como agua mansa ha derramado el Señor la gracia sobre vosotros para que deis fruto abundante”.

El Pastor de la Iglesia de Cartagena resaltó la importancia del Camino Neocatecumenal como mediación en la historia de salvación de los que iban a ser ordenados “esta experiencia de vida os ha potenciado la escucha de la Palabra, con el ejercicio frecuente de saber escrutarla, acercándoos más al corazón de Dios y dejándoos iluminar la vida por ella misma”.

El Sr. Obispo explicó a los dos nuevos sacerdotes que tras su ordenación se unen a la familia del presbiterio diocesano, “donde todos tenemos la misma meta: ser santos en el ejercicio del ministerio sacerdotal, ser servidores y responsables de los hermanos que se nos han confiado; maestros de la fe, llamados a proclamar sin descanso, con la palabra y con el ejemplo, todo lo que se contiene en el Catecismo de la Iglesia Católica”.

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa