Revista Ecclesia » Ordenación del obispo de la prelatura de Cafayate (Argentina), José Demetrio Jiménez Sánchez – Mariscal
José Demetrio Jiménez Sánchez – Mariscal
Iglesia en España

Ordenación del obispo de la prelatura de Cafayate (Argentina), José Demetrio Jiménez Sánchez – Mariscal

Ordenación del obispo de la prelatura de Cafayate (Argentina), José Demetrio Jiménez Sánchez – Mariscal

El Obispo Auxiliar de Toledo, Monseñor Ángel Fernández Collado, asistió a la ordenación episcopal del Obispo de la Prelatura de Cafayate (Argentina), Monseñor José Demetrio Jiménez Sánchez – Mariscal OSA

 Los Cerralbos (Toledo) ya cuenta entre sus hijos con dos Obispos

Monseñor José Demetrio Jiménez OSA, en sus primeras palabras después de la ordenación episcopal, expresó su gratitud “a Ángel Fernández Collado, obispo auxiliar de Toledo, diócesis a la que pertenece el pueblo donde ambos nacimos y a José Miguel, sacerdote que le acompaña”, dedicando un especial y “cordial saludo en la distancia para la gente de Los Cerralbos, lugar de nacimiento en el que viví mis primeros años”.

 La localidad toledana de Los Cerralbos ya cuenta entre sus hijos con dos Obispos, el Obispo Auxiliar de Toledo, Monseñor Ángel Fernández Collado, y el Obispo de la Prelatura de Cafayate, en Argentina, Monseñor José Demetrio Jiménez Sánchez – Mariscal OSA, a cuya ordenación episcopal acaba de asistir el Obispo Auxiliar de Toledo, puesto que ambos son naturales de esta localidad.

Esta circunstancia ya fue compartida por Monseñor Ángel Fernández Collado con el Papa Francisco, manifestando el Obispo Auxiliar de Toledo que “soy de un pequeño pueblo de la Diócesis de Toledo y el Santo Padre acaba de ordenar dos sacerdotes en toda nuestra historia como Obispos, ambos sacerdotes somos Obispos”. En ese sentido, sobre la anécdota compartida con el Papa Francisco, asevera que “hemos gozado, porque Los Cerralbos tiene ahora dos sacerdotes, dos obispos, y el Papa se ha reído un poquito expresando que el alcalde tendrá que hacer algo en ese pueblo”. Monseñor Fernández Collado también comparte que el alcalde y el pueblo de Los Cerralbos quiere denominar a una calle como la “calle de los Obispos”, y de ese modo el “Santo Padre terminó diciendo ¡adelante con la calle de los Obispos!”.

 

La ordenación episcopal, como también ha destacado el Obispo Auxiliar de Toledo, “ha supuesto un verdadero encuentro fraterno y de vivencia entre las Diócesis de Toledo y la Prelatura de Cafayate”, destacando también que “entre los nacidos en la Diócesis de Toledo”, como es el caso del ahora Obispo de Cafayate, “siempre ha surgido el espíritu misionero, como es el ejemplo de mi paisano José Demetrio”.

 

El Obispo Auxiliar de Toledo asistió acompañado de su secretario, el sacerdote diocesano José Miguel Fernández Fernández. Ambos vivieron una ceremonia que comenzó con la llegada del Nuncio de su Santidad en Argentina, acompañado por los Guanches vestidos con su traje típicos y sus caballos, para posteriormente participar en la recepción oficial con las autoridades y la visita al Santísimo Sacramento en la Catedral de Cafayate. Por la tarde, en la ceremonia eucarística de consagración del nuevo Obispo estuvieron presentes el Cardenal – Emérito y Arzobispo de Salta, junto con el Nuncio de su Santidad en Argentina y una decena de Obispos, entre los que se encontraba el Obispo Auxiliar de Toledo, paisano del Obispo de Cafayate, además de cientos de sacerdotes pertenecientes a la Orden de San Augstín y Diocesanos de la Argentina,  el superior general y el provincial de los Agustinos, más de 5000 fieles de la Prelatura de Cafayate, que vivieron un día de júbilo para la Prelatura.

 

Monseñor José Demetrio Jiménez, cuarto Obispo de la citada prelatura y miembro de la Orden de San Agustín, en sus primeras palabras después de la ordenación episcopal, expresó su gratitud “a Ángel Fernández Collado, obispo auxiliar de Toledo, diócesis a la que pertenece el pueblo donde ambos nacimos y a José Miguel, sacerdote que le acompaña”, dedicando un especial y “cordial saludo en la distancia para la gente de Los Cerralbos, lugar de nacimiento en el que viví mis primeros años”. También, en la acción de gracias que realizó, expresó su gratitud al Señor “por tener a Francisco como Papa, don de Dios a la Iglesia Universal desde Argentina. Gracias igualmente por haber sido invitado a vivir como obispo su compromiso eclesial”, aseverando igualmente que “gracias, en fin, porque sigo caminando. Y me queda el día a día, lo extraordinario de lo cotidiano, la belleza de lo sencillo, la eternidad de cada instante, el consejo de san Agustín: «sé grande en las cosas grandes, pero no seas pequeño en las pequeñas» (Sermón 213, 1)”.

 

El nuevo Obispo de la Prelatura de Cafayate destacó que “el lema propuesto para mi vida en la misión que, como discípulo de Jesús con ustedes hoy comienzo, es una expresión de san Agustín en su Sermón 78, 6 sobre los pastores: «Ten caridad, predica la verdad»”, presentando como propuestas pastorales el “asumir creativamente los desafíos de nuestro tiempo”, “cultivar la humilde vitalidad de la propuesta evangélica”, “reconocer cuanto Dios nos concede en nuestras personas: en nuestro pueblo y sus tradiciones, en nuestra Iglesia con sus instituciones y movimientos, en nuestros agentes de pastoral, en nuestros sacerdotes, en nuestras religiosas, en nuestros religiosos”, concluyendo sus palabras diciendo “continuamos caminando, con responsabilidades diferentes pero en la misma senda: la de Jesús de Nazaret, nuestro Maestro. Arrieros somos, y seguro que nos encontraremos en las sendas de la vida, por los caminos y poblaciones de nuestro Valle. O, como la tierra es esférica, en cualquier lugar de nuestro continente, o de nuestro mundo.”.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa