Sin categoría

Ordenación de presbíteros en la catedral de Córdoba

ORDENACIÓN DE PRESBÍTEROS EN LA CATEDRAL  

“Para ser sacerdote hay que enamorarse de Jesucristo” 

  • La Santa Iglesia Catedral ha acogido este sábado, 23 de junio, la ordenación sacerdotal de dos nuevos presbíteros. José Miguel Bracero Carretero y Francisco Antonio López López recibieron de manos del Obispo este sacramento que los configura para siempre con Jesucristo Cabeza y Pastor.

  • Una celebración cargada de simbolismo, de oraciones llenas de unción, de un clima de oración que emocionó no sólo a los nuevos ordenados, sino a sus familiares y amigos que abarrotaban las naves del templo catedralicio.

La Diócesis de Córdoba cuenta ya con dos nuevos sacerdotes. Todo un regalo de Dios que se vio reflejado en la mañana del 23 de junio cuando don Demetrio Fernández, Obispo de Córdoba, administró el sacramento del orden a José Miguel Bracero Carretero y Francisco Antonio López López, en la Santa Iglesia Catedral.

En la celebración, los nuevos presbíteros estuvieron acompañados en todo momento por sus rectores y formadores de los dos Seminarios, el Seminario Conciliar “San Pelagio” y el Seminario Diocesano Misionero Redemptoris Mater “San Juan de Ávila”; así como por sus compañeros seminaristas, buena parte del clero cordobés, sus familiares y amigos.

 

En la homilía, el Obispo recordó a los nuevos ordenados que “a partir de hoy no os pertenecéis, habéis dado vuestra vida al Señor, sois propiedad suya para el servicio del pueblo de Dios”, D. Demetrio Fernández resaltaba que “hoy es el final de un itinerario y el comienzo de una nueva vida”. Dirigiéndose a los nuevos sacerdotes, les explicó que en este día han sellado “un pacto de amor para siempre” y que deben de alimentar ese amor para poder decir sí al Señor cada día. El prelado no quiso pasar por alto el “sí” de los seminaristas, a los que felicitó en este día tan especial, apuntando que “necesitamos sacerdotes”, por lo que animó a todos aquellos que han sentido la llamada pero aún están dudosos en su respuesta, a que no duden. Finalmente, el Obispo felicitó a las familias de los nuevos ordenados, a sus formadores y rectores en los distintos seminarios. El prelado los encomendó a “María, nuestra Madre, a la que deben de acudir con toda confianza, para que Ella los libre de todo peligro”.

El rito

La emotividad primó durante el rito de ordenación. En primer lugar, los dos candidatos al sacerdocio postrados en el altar y el canto de las Letanías; a continuación, la imposición de las manos, la cual realizan el Obispo y todos los presbíteros que han concelebrado; seguidamente, se les colocó la estola y la casulla; siguieron con la unción de las manos con el Santo Crisma; y terminaron con la entrega de la patena y del cáliz.

Primeras misas y destinos

Durante esta semana, y tras conocer su nuevo destino, los recién ordenados sacerdotes celebrarán su primera misa. José Miguel Bracero el próximo viernes, 29 de junio, en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Palma del Río. José Miguel Bracero estará como párroco de la parroquia de “Santa María de las Flores” de Posadas y encargado de Rivero de Posadas. Y Francisco A. López el domingo 24, en la parroquia de la Sagrada Familia de Córdoba y posteriormente, celebrará otra misa en su localidad natal, el día 30 de junio, en la parroquia de San Mateo Apóstol de Lucena. Francisco A. va a continuar con su formación realizando la Licenciatura en Ciencias Bíblicas en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma.

23 de junio de 2018

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email