Revista Ecclesia » Orden San Juan de Dios: la persona enferma y su familia forman una unidad a la que cuidar
Orden San Juan de Dios: la persona enferma y su familia forman una unidad a la que cuidar»
Iglesia en España Última hora

Orden San Juan de Dios: la persona enferma y su familia forman una unidad a la que cuidar

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios asegura hoy, al celebrar la Jornada Mundial del Enfermo, que «la persona enferma y su familia forman una unidad a la que cuidar que contribuye en el bienestar de la persona atendida». Para los Centros de esta institución «en el camino de dar los mejores cuidados y alcanzar la mayor calidad de vida de la persona atendida, las cuidadoras y los cuidadores se olvidan de cuidarse a sí mismos». Precisamente el lema de este año «Cuidémonos mutuamente» destaca la importancia de cuidar a quienes cuidan, un mensaje que para San Juan de Dios empuja a «personalizar el modo de acercarnos a la persona enferma, no solo curando, también cuidando a través de gestos que ofrezcan alivio y consuelo y siendo conscientes, además, que junto a la persona enferma hay una familia que sufre, y que a su vez pide consuelo y cercanía».

Como aseguran en un comunicado, «esto se consigue atendiendo todas las dimensiones humanas: física, psicológica, social y espiritual. Para paliar esta situación la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios incluye dentro de los cuidados del paciente a la familia y al cuidador o cuidadora». Por eso, el soporte psicológico y emocional es esencial ya que esta figura soporta una incalculable carga emocional y tiene una alta prevalencia de ansiedad o depresión.

Los Centros de San Juan de Dios cuentan con Equipos de Atención Psicosocial que ofrecen este soporte: estimulando a la cuidadora o cuidador y a la familia a exponer sus sentimientos, hablar de sus necesidades. Existen siempre, incluso tras la pérdida, canales de comunicación abiertos con los familiares acerca de las alteraciones que puedan ocurrir durante o tras el proceso para responder a las cuestiones de forma sincera y cercana.

Este año el Papa Francisco destaca la importancia de este momento para brindar una atención especial a las personas enfermas y a quienes cuidan de ellas, tanto en los lugares destinados a su asistencia como en el seno de las familias y las comunidades.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa