Portada » Firmas » Oración de acción de gracias: en el 48 aniversario de mi ordenación sacerdotal, por Ángel Moreno de Buenafuente
Firmas

Oración de acción de gracias: en el 48 aniversario de mi ordenación sacerdotal, por Ángel Moreno de Buenafuente

Oración de acción de gracias: en el 48 aniversario de mi ordenación sacerdotal, por Ángel Moreno de Buenafuente

Señor Jesús, Cristo Crucificado, este día aniversario de mi ordenación presbiteral, elevo mi acción de gracias ante tu imagen sagrada que preside el recinto de oración en Buenafuente, desde hace más de ochocientos años.

No imaginaba, el día 14 de septiembre de 1969, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, fecha en que fui ordenado sacerdote, que mi destino iba a tener correspondencia con el lugar donde se venera tu imagen, el Santo Cristo de la Salud, con especial devoción; ni que mi ministerio quedaría vinculado totalmente a Buenafuente.

Tú bien conoces que desde hace 48 años ejerzo la misión de capellán de este Monasterio de la Madre de Dios. No podía sospechar que la celebración de mis bodas de plata iba a coincidir con tu fiesta, y si Dios quiere, también mis bodas de oro sucederán ante la misma Cruz, y en concurrencia con el día de los “Amigos de Buenafuente”.

Solo cuando pasan los días y los años, se descubre el horizonte de tu Providencia, hecha historia, y que aquel lema del día de mi tonsura (17-02-1967), hace cincuenta años: “En Dios pongo mi esperanza y confío en su Palabra” (Sal 129), y el de mi ordenación de presbítero (14-09-1969): “Yo te ofreceré sobre el altar de la tierra entera el trabajo y el dolor del mundo” (Teilhard de Chardin), se convierten al mismo tiempo en reconocimiento agradecido y en llamada renovadora.

Señor, Tú conoces la llamada de “ser pan roto”, que después se completó con la referencia eucarística: “Ser pan roto y entero”. Tú sabes la gracia que sentí al personalizar el salmo 62: “Oh Dios, Tú eres mi Dios, por ti madrugo”. Y sobre todo, mi decisión ante el Obispo, D. Jesús Pla y Gandía, de permanecer de por vida en este lugar: “Me siento invitado, Sr. Obispo, a permanecer, a hacer de mi vida un proyecto más radical de oración y de servicio a los que deseen unirse en este lugar a la liturgia, y a vivir por tiempos en silencio y soledad, en posibles trabajos de atención en la Misión Rural, o en cuanto el tiempo vaya señalando como compatible con lo que es esencial en Buenafuente” (Noviembre 1981).

 

Recordatorio de Ordenación

Por todo esto, porque he experimentado tu fidelidad para conmigo, demostrada a través de tantos amigos y mediaciones providentes, a la vez que elevo mi Magnificat, también solicito tu misericordia, por la distancia que hay entre tu gracia y mi respuesta. No solo a ti, Señor, sino a todos los que por mi debilidad haya ofendido o desedificado.

Solo Tú conoces los tiempos y las horas. No permitas que en la vejez y en las canas pueda desviarme de tu voluntad, “no me abandones”. Renuevo mi esperanza en tu Palabra. Sé que Tú eres fiel. He reclamado que se te haga justicia, fiándonos de ti.

Señor, me fío, me abandono a tu voluntad, y cuando se precipitan preguntas sobre el porvenir, me digo como los jóvenes en Babilonia: “Si el Señor ha estado grande con nosotros hasta ahora, por qué no lo va estar en el futuro”, y me viene a la memoria el salmo 130: “Acallo y modero mis deseos, como un niño en brazos de su madre”.

(Con mi madre, al llegar a Buenafuente)

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Oración de acción de gracias: en el 48 aniversario de mi ordenación sacerdotal, por Ángel Moreno de Buenafuente, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email

Ángel Moreno Sancho

Angel Moreno Sancho es Sacerdote de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara, donde desarrolla su ministerio pastoral como capellán del monasterio cisterciense de Buenafuente del Sistal, y párroco de diversos pueblos de su entorno. Es también Vicario Episcopal para los Institutos de Vida Consagrada de su Diócesis y Delegado episcopal para el Año Santo Compostelano.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario