El cardenal O´Malley recibe la vacuna contra la Covid-19.
Internacional Última hora

O´Malley: «Animo a vacunarse a todos»

Comienza el nuevo año con la humanidad sometida por una pandemia que se ha cobrado ya, oficialmente, 1,8 millones de vidas, probablemente muchas más. Pero también con renovadas esperanzas en que las vacunas que ya se están administrando en numerosos países permitan revertir pronto la situación y devolvernos la tranquilidad perdida. De nosotros depende que sea así, cumpliendo con las normas que establecen las autoridades y acudiendo a los centros sanitarios a inmunizarse, ignorando bulos y negacionismos.

El arzobispo de Boston (Estados Unidos), cardenal Seán Patrick O´Malley, acudió a vacunarse en Nochebuena en el St. Elizabeth´s Medical Center de Brighton (Massachussets), donde le fue administrada la primera dosis de la vacuna de Moderna. «Estoy agradecido por haber estado en primera línea para recibir la vacuna y animo a todas las personas a vacunarse a medida que se presente la oportunidad como una importante acción de cuidado y preocupación por nuestros seres queridos, nuestras comunidades y nuestra nación», dijo el purpurado en sus redes sociales. O´Malley cumplirá 77 años el próximo 29 de junio.

Estados Unidos sigue siendo el país del mundo más afectado por la Covid-19. Ha cerrado el año con 341.000 muertos y 19,7 millones de infectados. Entre ellas, nueve religiosas de las Hermanas de San José de Carondelet, fallecidas en poco más de un mes en su convento del condado de Albany, situado al norte del Estado de Nueva York.

Administración de la vacuna al obispo Tikhon en Sofía (Bulgaria).

En Bulgaria, la Iglesia ortodoxa ha querido dar también ejemplo, y el obispo Tikhon se convirtió el día 27 de diciembre en el segundo paciente en recibir la vacuna de Pfizer/Biontech en el Centro Médico universitario Santa Ana.

Ensayos de una vacuna iraní

Irán, por su parte, ha comenzado a ensayar en humanos su propia vacuna. Las primeras dosis les fueron administradas el día 29 de diciembre a 56 voluntarios en un hotel de Teherán. Las autoridades, que trabajan en una segunda vacuna en colaboración con un país extranjero, confían en que si todo va bien cuando se generalicen las pruebas (20.000 voluntarios ya están a la espera) el producto llegue al mercado a finales de esta primavera.

Irán sigue siendo el país de Oriente Medio más afectado por la Covid-19, con más de 55.000 muertos y 1,2 millones de infectados.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME