Firmas

Obras de misericordia en el camino jubilar, por José-Román Flecha Andrés, en Diario de León (20-2-2016)

Obras de misericordia en el camino jubilar, por José-Román Flecha Andrés, en Diario de León (20-2-2016)

 El mensaje que el Papa Francisco nos ha dirigido para la cuaresma de este Año Santo de la Misericordia podría ser resumido en estos cinco puntos.

1. En primer lugar, recordamos la misericordia de Dios con Israel. “Dios, en efecto, se muestra siempre rico en misericordia, dispuesto a derramar sobre su pueblo, en cada circunstancia, una ternura y una compasión visceral, especialmente en los momentos más dramáticos, cuando la infidelidad rompe el vínculo del Pacto y es preciso ratificar la alianza de modo más estable en la justicia y la verdad”.

2. En un segundo momento, el Papa evoca la figura de María de Nazaret. “Después de haber acogido la Buena Noticia que le dirige el ángel Gabriel, canta proféticamente en el Magníficat la misericordia con la que Dios la ha elegido”. Prometida con José, se convierte así en el icono perfecto de la Iglesia que evangeliza, porque fue y sigue siendo evangelizada por obra del Espíritu Santo.

3. Después, Dios derrama su misericordia sobre el Hijo hecho hombre, hasta hacer de él la «Misericordia encarnada». En cuanto hombre, Jesús de Nazaret es hijo de Israel y encarna la escucha perfecta de Dios que se pide a todo judío en el texto del Shemà: «Escucha, Israel: El Señor es nuestro Dios, el Señor es uno solo. Amarás, pues, al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas» (Dt 6,4-5).

Sobre todo, la misericordia divina se ha manifestado en Jesucristo muerto y resucitado. “En Jesús crucificado, Dios quiere alcanzar al pecador incluso en su lejanía más extrema, justamente allí donde se perdió y se alejó de Él”.

4. Ahora bien, la misericordia de Dios se irradia también en la vida de cada uno de nosotros, “impulsándonos a amar al prójimo y animándonos a vivir lo que la tradición de la Iglesia llama las obras de misericordia corporales y espirituales”. Por estas obras nuestra fe se traduce en gestos concretos y cotidianos. Gestos de ayuda a nuestro prójimo en el cuerpo y en el espíritu. Sobre esos gestos seremos juzgados por el Señor.

Recordando la parábola evangélica del rico y el pobre Lázaro, el Papa Francisco nos exhorta a ver al pobre que vive a nuestro lado y a reconocer nuestra propia pobreza. Esa miseria que nos lleva a usar la riqueza y el poder no para servir a Dios y a los demás, sino para hacernos olvidar que no somos más que pobres mendigos.

5. La Cuaresma de este Año Jubilar es un tiempo favorable para salir de nuestra pobretería espiritual gracias a la escucha de la Palabra y a las obras de misericordia. Tocando en el pobre la carne de Jesús crucificado, el pecador podrá recibir como don la luz para percibir que él mismo es un pobre mendigo. Sólo en este amor se calma la sed de felicidad y de amor que pensamos poder colmar con los ídolos del saber, del poder y del poseer. Así pues, no perdamos este tiempo de Cuaresma favorable para la conversión.

José-Román Flecha Andrés

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Obras de misericordia en el camino jubilar, por José-Román Flecha Andrés, en Diario de León (20-2-2016), 10.0 out of 10 based on 3 ratings
Print Friendly, PDF & Email

Sobre el autor José Román Flecha Andrés

José Román Flecha Andrés, sacerdote, catedrático de Teología Moral, especializado en Bioética,

José Román Flecha Andrés

José Román Flecha Andrés, sacerdote, catedrático de Teología Moral, especializado en Bioética,

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.