Cristianos perseguidos Especiales Ecclesia Internacional

Obispos de Pakistán se unen al llamamiento del Papa

Que se detengan las manos de los violentos y reinen justicia y amor. Obispos de Pakistán se unen al llamamiento del Papa

(RV).- Haciéndose eco de la oración y llamamiento del Papa Francisco, el Presidente de la Comisión nacional Justicia y Paz, de la Conferencia Episcopal de Pakistán, Mons. Joseph Arshad señaló que los obispos paquistaníes lamentan la matanza de personas inocentes, especialmente mujeres y niños, y destacan que es inaceptable, que se perpetre en nombre de la religión. También exhortan al gobierno a identificar y llevar ante la justicia a los responsables de la masacre terrorista de Pascua y a adoptar medidas estrictas para proteger a todos los ciudadanos, incluidas las minorías y comunidades vulnerables.

«He visitado cada lecho y a cada víctima independientemente de su fe. He visto a muchos niños de apenas 4 o 5 años, cristianos y musulmanes, heridos o asesinados en este terrible atentado», declaró el Arzobispo de Lahore, a Ayuda a la Iglesia Necesitada. Mons. Sebastián Francis Shah, acudió a visitar a las familias de las 72 víctimas mortales y a los más de 300 heridos.

El atentado en el parque de la capital de la provincia paquistaní de Punyab fue reivindicado por un grupo terrorista escindido de los talibanes paquistaníes, afirmando querer atacar a los cristianos, así como lanzar un desafío al gobierno.

«Pedimos al Señor Jesucristo que done a Pakistán sabiduría, tolerancia y paz, y que otorgue a las familias de las víctimas la gracia de la fortaleza para soportar la pérdida de sus seres queridos», dijo Mons. Arshad evocando la cercanía, oración y llamamiento del Obispo de Roma.

Llamamiento del Papa Francisco, el 28 de marzo de 2016:

«Queridos hermanos y hermanas:

Ayer, en el centro de Pakistán, la Santa Pascua ha sido ensangrentada por un execrable atentado, que ha provocado una matanza de tantas personas inocentes, en su mayoría familias de la minoría  cristiana – especialmente mujeres y niños  – reunidas en un parque público para trascurrir con alegría la festividad pascual.

Deseo manifestar mi cercanía a cuantos han sido golpeados por este crimen vil e insensato, e invito a rezar al Señor por las numerosas víctimas y por sus seres queridos.

Hago un llamamiento a las Autoridades civiles y a todos los componentes sociales de aquella nación, a fin de que realicen todos los esfuerzos para volver a dar seguridad y serenidad a la población y, de modo especial, a las minorías religiosas más vulnerables.

Repito una vez más que la violencia y el odio homicida sólo conducen al dolor y a la destrucción; el respeto y la fraternidad son el único camino para llegar a la paz.

Que la Pascua del Señor suscite en nosotros, de manera aún más fuerte, la oración a Dios a fin de que se detengan las manos de los violentos, que siembran terror y muerte, y para que en el mundo puedan reinar el amor, la justicia y la reconciliación. Oremos todos por los fallecidos en este atentado, por sus familiares, por las minorías cristianas y étnicas de aquella nación: Avemaría…

(CdM – RV)

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email