Revista Ecclesia » Obispos de Bolivia: «Nuestra diversidad cultural no puede ser motivo de confrontación»
Obispos de Bolivia: «Nuestra diversidad cultural no puede ser motivo de confrontación»
El arzobispo Ricardo Centellas, presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), en la presentación de la declaración este viernes 16 de abril.
Internacional Última hora

Obispos de Bolivia: «Nuestra diversidad cultural no puede ser motivo de confrontación»

«Nuestra diversidad cultural no puede ser motivo de confrontación, sino una fortaleza y plataforma para caminar hacia la unidad y encontrar soluciones consensuadas a los problemas comunes». Lo afirman los obispos de Bolivia en el mensaje final de su centésima octava Asamblea Plenaria, celebrada esta misma semana.

La declaración, titulada «Somos bolivianos, somos hermanos», hace un llamamiento a la unidad y a la reconciliación después de los acontecimientos vividos en el país desde 2019. A la salida precipitada del país del expresidente Evo Morales —regresado ya del exilio tras el triunfo de su partido en las últimas elecciones— hay que añadir ahora la detención de su sucesora, Jeanine Áñez, en prisión desde el pasado mes de marzo acusada de conspiración, sedición y terrorismo. La CEB pidió hace unas semanas su inmediata puesta en libertad.

La Iglesia pide que se aclare de una vez lo sucedido. «Es el momento de establecer la verdad (…) como paso necesario para la reconciliación» y el restablecimiento de la paz social. «Es deber del Estado proporcionar una investigación objetiva e imparcial, y establecer las responsabilidades de todas las partes involucradas», indica el episcopado, para quien, según ha indicado en ocasiones anteriores, la salida abrupta de Morales del poder no estuvo propiciada por un golpe de Estado, como sostiene el oficialismo.

Los obispos indican que debe ser la Administración de Justicia la que determine «la verdad de lo sucedido», pero que esta debe obrar «con independencia, transparencia e integridad». «La falta de una Justicia independiente —lamentan— socava las bases de la democracia y de la convivencia fraterna y pacífica. Se reconoce, de forma general, la urgencia de la reforma de la Justicia».

El pueblo sufre

La CEB se hace eco también en su mensaje del sufrimiento del pueblo, azotado por una pandemia que —dice— está mostrando nuestra fragilidad. «El dolor por la enfermedad, por la pérdida de seres queridos, por la imposibilidad de despedirse, por el temor al contagio, va acompañado de una crisis general que ha evidenciado las carencias del sistema sanitario y que afecta a todas las dimensiones y ámbitos de la persona y de la sociedad», se constata. Los obispos afirman que la covid-19 ha agravado la situación de pobreza social y ha puesto de manifiesto «la desigualdad y la parcialización en la distribución de los recursos». En este sentido, pide que se responda a la crisis con «espíritu de justicia y solidaridad» y aboga por la implementación de «instrumentos concretos como el Pacto Fiscal».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa