Internacional Última hora

Los obispos bolivianos celebran su asamblea pidiendo unidad al país

La Conferencia Episcopal Boliviana dio comienzo ayer a su asamblea general extraordinaria, que se alargará hasta mañana. Se trata de una asamblea virtual, en la que los prelados están realizando sus reuniones por videoconferencia. Su presidente y arzobispo de Sucre, Ricardo Centellas, apeló en el discurso inaugural a la unidad. «Estamos en una disyuntiva: o subimos al barco de la unidad para vencer o sucumbimos ante las ambiciones de poder y prestigio», aseguró.

Centellas destacó también que, en la situación actual, no se pueden garantizar elecciones democráticas en el país, que entró en crisis en octubre pasado. Entre acusaciones de fraude, Evo Morales tuvo que dejar el poder de Bolivia, donde era presidente desde 2006, y el poder fue asumido por Jeanine Añez Chavez, opositora. Centellas señaló que «no hay garantías de una elección transparente con el actual padrón electoral y menos con el silencio de la justicia con relación al fraude de octubre pasado. Recobremos la credibilidad institucional».

«Redistribuir la economía con justicia social»

Los países latinoamericanos han sido duramente golpeados por la crisis, y Bolivia no ha sido una excepción. A ello se refirió también el presidente de los obispos bolivianos. «La pandemia ha desnudado la precariedad de nuestro sistema de salud», denunció. Y resaltó que «Es la hora de mitigar el sufrimiento y el dolor de tantos hermanos, para reafirmar nuestro compromiso de proteger la vida y la salud en primer lugar».

También pidió «redistribuir la economía boliviana con criterio de justicia social». «Las necesidades básicas, como el hambre se agudizan, como consecuencia, exige tomar conciencia de un estilo de vida de austeridad y compartir, especialmente en el sector público», añadió.

Print Friendly, PDF & Email