Iglesia en España Última hora

El obispo de Mallorca apela a las autoridades a buscar el beneficio de todo el pueblo

El obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, apela a las autoridades políticas y militares de las Islas Baleares y les anima a colaborar para ejercer una buena política, aquella que busca el bien común y es en beneficio del pueblo. Durante las fiestas de Navidad, Taltavull hizo llegar su felicitación a las autoridades, y con ella les regaló la última carta encíclica del Papa Francisco, Fratelli tutti, y los invitó a la cooperación para llevar a cabo una política en favor de los derechos humanos y la dignidad de todas las personas de la sociedad.

Sebastià Taltavull pide la colaboración entre todas las instituciones para lograr la política que, con palabras del Papa, «une al amor la esperanza, la confianza en las reservas de bien que hay en el corazón de cada pueblo, a pesar de todo». Así, el obispo entregó la encíclica y se dirigió con una carta al presidente y miembros del Parlamento de las Islas Baleares, a la presidenta y consejeros del Gobierno Balear, a la presidenta y consejeros del Consejo de Mallorca, a los alcaldes y alcaldesas de los ayuntamientos de la isla y a las primeras autoridades militares, puesto que se trata de una aportación que hace la Iglesia en el ejercicio de la política.

Caridad social y política

En la misiva, el obispo remarca el capítulo quinto de Fratelli tutti, titulado «La mejor política», en que plantea el tema de fondo de las actitudes políticas, centrándose, entre otros aspectos, en el valor de la caridad social y política, la actividad del amor político, las más grandes angustias de un político, su calidad humana y los interrogantes de fondo. El obispo Sebastià, como servidor y conciudadano del pueblo de Mallorca, ofrece su colaboración a las autoridades políticas de las Baleares en beneficio del conjunto de la sociedad, dando lo mejor de su esfuerzo, afecto y empatía. Finalmente, los invita a trabajar desde la fraternidad y la amistad social: «Qué bueno si todo esto nos ayuda a construir puentes de diálogo, a derrocar los muros que separan, y a andar construyendo juntos la casa donde todos ocupamos el lugar digno que nos corresponde siempre para el bien de todo el conjunto».

Aprovechó la ocasión para referirse a la situación sanitaria actual y dio todo su apoyo a las autoridades baleares, que de una forma u otra trabajan para proteger los ciudadanos frente la pandemia. Los invitó también a que de las pasadas Navidades, tan diferentes, saquemos lo mejor «con ánimo, confianza, sensatez y haciendo surgir brotes de esperanza».

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME