Iglesia en España Última hora

Obispo de Guadix: La identidad del sacerdote es «gastarnos y desgastarnos por amor a quienes Él pone o a quienes envía para servirle»

El pasado sábado la catedral de Guadix acogió la ordenación sacerdotal de Manuel Requena González y Ramiro Avidad Fernández, en una celebración muy solemne presidida por el obispo accitano, Francisco Jesús Orozco. En la ordenación estuvieron acompañados por fieles de los lugares de origen y de las parroquias donde han estado como diáconos trabajando los últimos meses, además, de seminaristas de la diócesis de Cartagena, donde han cursado sus estudios de Teología los de Guadix. La celebración transcurrió respetando las medidas establecidas para la prevención del COVID-19: imitación de aforo, distancia de seguridad, mascarilla obligatoria y gel desinfectante. El obispo, en la homilía, habló de la identidad sacerdotal, respondiendo a la pregunta qué es un sacerdote, y recordó que los sacerdotes son vicarios de Cristo, enviados en el nombre del mismo Cristo, para anunciar a Cristo. A Ramiro y Manuel les animó a ser sacerdotes humildes, pacientes y perseverantes, y a celebrar siempre la Eucaristía. Les recordó que tienen que cultivar la intimidad con el Señor y ser hombres de oración. Como sacerdotes, están llamados a “vivir para Cristo, con Cristo y en Cristo” y a ser santos para santificar al pueblo de Dios. También les recordó que están llamados a gastarse y desgastarse en la caridad pastoral y a ser siempre muy leales al Papa.

«Nuestro sacerdocio —dijo Francisco Orozco a los ordenandos— se realizará plenamente si estamos dispuestos a morir cada día en la cruz con Jesús. Esa es la clave para servir a la comunidad, en esa función rectora de presidirla. Que Jesucristo, el Buen Pastor, os conceda crecer cada día en la caridad pastoral. Esa es nuestra identidad: gastarnos y desgastarnos por amor a quienes Él pone o a quienes envía para servirle. Y el amor los fieles:  que los améis con entrañas de padre, que los dirijáis con auténtico espíritu de servicio, que descubráis cada día su presencia en los más pobres y sencillos, en los enfermos, en los ancianos, en los niños y en los jóvenes, amando y sirviendo a todos, buscando la oveja perdida, siendo como dice el Papa Francisco `una iglesia en salida´, perdonando los pecados, consolando a los afligidos, sanando los corazones destrozados, liberando a quienes son víctimas de tantas cadenas y de tantas pandemias necesitadas de la única vacuna del amor de Dios y de su misericordia. Él no vino a ser servido sino a servir y dar su vida en rescate por todos. Así, cada sacerdote».

Manuel Requena y Ramiro Avidad fueron ordenados diáconos el pasado mes de diciembre, en vísperas de la fiesta de la Inmaculada. Iniciaban así su última etapa antes de ser sacerdotes, para lo que se han venido formando durante años. Manuel Requena es natural de la ciudad de Guadix y ha estado desempeñando su diaconado en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús y junto al Semanario Menor, ubicado en las instalaciones de dicha parroquia. Ramiro Avidad es natural de la ciudad de Granada, pero ha completado su formación en el Seminario Mayor de Guadix. Desde que se ordenó diácono ha vivido su ministerio en las parroquias de San Juan y de Santiago, de la ciudad de Baza.

Terminada la celebración, los nuevos sacerdotes recibieron, como regalo, la bendición apostólica del papa y el encargo pastoral que al que les envía el obispo. Ramiro Avidad fue nombrado párroco de Diezma, Moreda, Gobernador y Laborcillas y Manuel Requena recibió el nombramiento de párroco de Villanueva de las Torres, Alicún de Ortega y Dehesas de Guadix. A estas parroquias se incorporarán en los próximos días.

Print Friendly, PDF & Email