Internacional Última hora

Obispo auxiliar de Buenos Aires: «En los barrios hay un «ejército invisible» luchando contra la pandemia»

El obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario para las villas de emergencia, monseñor Gustavo Oscar Carrara, concedió una entrevista a Radio La Milagrosa, en la que se refirió a la realidad actual en las villas y destacó la organización barrial como un “ejército invisible que está en la primera trinchera de la lucha contra esta pandemia”. En comunicación con Juan Núñez, al aire de “CuareAntena”,  monseñor Carrara consideró que “estamos en el momento más crítico de la pandemia en cuanto a los contagios”, y reconoció que “si bien en algunas villas porteñas al parecer se ha estabilizado un poco el ritmo de contagios gracias al plan Detectar que hizo el gobierno nacional y tomó la Ciudad de Buenos Aires, estamos en un momento crítico en varios sentidos”, no sólo por el nivel de contagios sino también porque “se hace largo atravesar la pandemia con las dificultades alimentarias, que los chicos no pueden ir a la escuela y las diferencias entre los chicos que tienen conectividad y los chicos que no, para llevar a cabo las tareas escolares”.

En referencia al trabajo que se realiza en los Hogares de Cristo, el prelado expresó: “Nosotros consideramos los hogares como una familia que se extendió a lo largo y a lo ancho del país, nació en las villas porteñas pero adquirió forma y rostro en distintos lugares del país” y destacó que “muchos chicos que pelearon para salir de la calle y el consumo, hoy en día están en la primera trinchera al servicio de los que más lo necesitan; en muchos casos están ayudando en los comedores o en muchas de las actividad que realizan las parroquias en distintos puntos del país, es lindo verlos como protagonistas de muchas de estas acciones”.

En esa línea, el obispo reflexionó que “uno siempre tiene el sueño de que los chicos y las chicas se pongan de pie y sean protagonistas, y en muchos casos nos sorprendemos gratamente y supera lo que habíamos previsto”.

Sobre el sustento para llevar adelante los comedores y las actividades de las iglesias, Carrara explicó que “en muchos casos hay acuerdos de ayuda hechos con el Estado, de Nación y Provincia, y también las ayudas de Cáritas y de la solidaridad de muchos, hacen que no falte la posibilidad de cocinar”.

“En concreto, hay muchos sectores, grupos o personas anónimas que colaboran para ayudar a los que menos tienen; es admirable cómo la gente en los barrios se organiza para hacer el bien y cuidar a los más frágiles, como diría el papa Francisco, es un ejército invisible que está en la primera trinchera de la lucha contra esta pandemia. Y yo estoy agradecido de tantos ejemplos que veo de solidaridad”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email