caritas
caritas

Obispado de Mallorca – Cártias atendió a 9.427 personas en 2013

Se trata de un 13% menos de usuarios respecto a 2011. Se ha priorizado la calidad de la atención frente a la cantidad.

Aumenta la demanda de personas autóctonas. El perfil de usuario sigue siendo una mujer de entre 25 y 50 años.

Cáritas Mallorca ha atendido, de forma directa y descentralizada, a través de los diferentes servicios y proyectos de Acción de Base en las parroquias y Acciones para el Empleo en diferentes territorios de la isla, además del proyecto específico del Comedor Social de Inca, un total de 4.345 personas, lo que supone una merma del 13% respecto del año pasado (datos del SICCE, Sistema Informático de la Confederación de Cáritas Española). A estos datos hay que sumar el número de personas atendidas desde las parroquias, especialmente desde Part Forana, donde, con la idea de colaborar y complementar la labor de los servicios sociales públicos, se ha dado un número aproximado de 5.150 personas, lo que supondría que Cáritas ha llegado directamente a 9.427 personas. Haciendo referencia nuevamente a los datos del programa informático desde donde extraemos los datos generales de la población atendida, dijo que se han dado más de 24.400 respuestas a las más de 10.400 solicitudes de ayuda.

 

En cuanto a la atención hecha desde los diferentes programas y siguiendo los datos del SICCE, los resultados son los siguientes:

 

Programa de Acción de Base:

 

· Trabajo individual y familiar: 2.918 personas

· Trabajo grupal y comunitario: 1.014 personas

 

Programa de Acciones para el Empleo: 1.490 personas

 

Programas específicos / Comedor Social de Inca: 171 personas

 

Por otro lado, haciendo referencia a los datos de la atención realizada desde las parroquias con una atención realizada básicamente por voluntariado, manifestó que los 92% de las actuaciones hacen referencia al sostenimiento familiar y por tanto ayudas en especies y / o económicas ( alimentación, ropa, ayuda para medicamentos, suministros de la vivienda…), necesarias para sobrevivir y que se incluirían dentro el trabajo individual y familiar.

 

Muy a menudo estas personas son atendidas por los servicios sociales municipales y piden la colaboración de la parroquia para este tipo de ayuda. El otro 8% se refiere a proyectos grupales de apoyo personal y/o de dinamización comunitaria.

 

En líneas generales ha habido un pequeño crecimiento en cuanto a la atención de personas desde el Programa de Acción de Base referido al trabajo individual y familiar, lo que confirma la cronificación de personas y familias y la necesidad del sostenimiento familiar. Por otro lado observamos una reducción significativa en cuanto a las personas atendidas desde el programa de Acciones para el Empleo, ante las mayores dificultades de inserción laboral dado el estancamiento del mercado de trabajo, aunque hubo un crecimiento en personas que participan de acciones formativas.

 

 

Características de la población atendida

SEXO: Sigue siendo la mujer la que acude a solicitar ayuda, a pesar de la diferencia con los hombres ha disminuido estos últimos años. De las personas atendidas por Cáritas el 45% son hombres y el 55%, mujeres.

 

EDAD: Las personas atendidas son jóvenes y adultas, prioritariamente dentro de la franja de edad entre los 25 y 50 años. Padres y madres, muchos de ellos con hijos y sin trabajo. La edad con mayor capacidad para el trabajo y para asumir las responsabilidades de padres y educadores, ciudadanos activos y con derecho a participar y construir. Esta es una preocupación por el futuro tanto de ellos como por los menores a los que deben acompañar en su crecimiento por el mañana.

 

ORIGEN: Las personas atendidas por Cáritas son mayoritariamente de origen inmigrante (67’6%), aunque los autóctonos han seguido subiendo de forma significativa este último año, llegando a ser el 32’4%. La crisis afecta no sólo a personas recién llegadas aunque muchas se encuentran ya instaladas en nuestra sociedad, sino a muchas personas mallorquinas que se encuentran en situación de vulnerabilidad por la pérdida básicamente del trabajo. De esta manera hemos pasado de un 13’5% en 2009 a un 32’4% este año. Se significativa la disminución de personas latinoamericanas ya que muchas han comenzado a regresar a sus países de origen, algunos de los cuales viven un momento emergente económicamente. Así y todo la diversidad es muy elevada y de hecho atendemos personas de 69 países diferentes con un 38’2% de personas procedentes de países de Europa, un 34’7% de personas procedentes de África y Oriente Medio y un 25 ‘ 4% de personas procedentes de Latinoamérica. Es más poco significativa la demanda de personas procedentes de Asia o América del Norte que no representan ni el 2% del total de personas atendidas.

 

CIUDADANÍA: Es significativo que más allá del 32’4% de personas que son españolas, un 6’6% sean ciudadanos comunitarios frente a un 61% que son ciudadanos extracomunitarios, lo que hace más compleja la respuesta y la búsqueda de alternativas a la situación que presentan este último grupo de personas con las que Cáritas trabaja. Muchas de ellas se encuentran en una situación irregular bien porque nunca han podido arreglar su documentación para cuestiones legales o sea sobrevenida por la falta de contratos de trabajo que posibilite mantener los permisos que han obtenido.

 

TIPO DE FAMILIA: el 57’7% de las personas atendidas son familias y tienen hijos menores, de éstas un 42’5% son parejas con hijos y un 14’9% son familias monoparentales. Un 21% son personas solas. Tanto los datos de familias monoparentales como de personas solas ha disminuido a pesar en el caso de las monoparentales no sea muy significativo (1%) sí en cambio lo es en las segundas, personas solas, con un 9% respecto del año pasado, lo que nos hace pensar con adultos que debían sostener a las familias que vivían en el país de origen y no pueden continuar haciéndolo. También hay que manifestar que las familias con hijos han crecido un 2’7%. Finalmente un 6% corresponde a parejas sin hijos, que también baja un poco respecto de 2011.

 

Demandas principales y ayudas dadas por Cáritas

Por orden de importancia las principales demandas hechas a Cáritas el año 2012 han sido:

 

1 Ayuda para vivienda (alquileres, hipotecas, suministros)

La vivienda es concebido como un espacio de protección, seguridad familiar, espacio de privacidad e intimidad, de calor, de amor … Una consecuencia clara de la falta de trabajo, y por tanto la falta de ingresos económicos es la dificultad para el sostenimiento de la vivienda. Esta demanda este año ha pasado a ser la primera por encima de la demanda de trabajo. La pérdida de la vivienda es una fuente de conflicto y de desestructuración para muchas personas y familias. Las ayudas para el mantenimiento de la vivienda han sido la segunda gasto económico más grande para ayudas directas a personas, llegando al 30% del total. Hablamos de un crecimiento del 22% respecto de las demandas del año 2011, con un total de 573 ayudas y una respuesta a nivel económico aproximada a 140.000 €, lo que ha supuesto un crecimiento económico de 36% respecto del año 2011.

 

2 Alimentación y productos de higiene personal y del hogar

Es una demanda directa ya veces indirecta y sobrevenida, aunque constante, ante la situación de carencia monetaria, con el objetivo de mantener las familias. Las ayudas, principalmente en especies, han ido creciendo de forma importante, así como las monetarias para la compra de productos frescos, además de productos de higiene personal o del hogar. Es la ayuda que más se gestiona desde las parroquias. A menudo también ayuda complementaria a la recibida por los Servicios Sociales en muchos municipios. También es cierto que las campañas o iniciativas para la recogida de alimentos han durado todo el año y han sido un elemento sensibilizador de la realidad que vivimos. A todo esto hay que añadir la gestión del Comedor Social de Inca y la derivación y / o coordinación con otros servicios y entidades relacionadas con el tema. De hecho ésta ha sido el gasto más grande para ayudas directas a personas y familias con un total aproximado de 191.000 € invertidos lo que suponen el 41% del total de las ayudas.

 

3 Orientación, formación e intermediación para la búsqueda de un trabajo

La poca dinámica del mercado de trabajo ha condicionado la demanda de ayuda a Cáritas, de hecho, de ser la primera demanda de ayuda en 2011 ha pasado a ser la tercera este año. Así y todo ha habido diferentes acciones de orientación, intermediación con empresas y por otro lado la oferta de cursos de formación y capacitación laboral que han dado vida y esperanza a muchas personas que se han acercado a Cáritas a solicitar su apoyo. Los resultados más concretos de participación los encontrará en el apartado del Programa Acciones para el Empleo, aunque las ayudas directas vía becas de formación y ocupacionales han subido a 179.000 €.

 

4 Ayudas para formación y escolarización para menores o jóvenes

Estas ayudas han ido creciendo estos últimos años y no sólo para niños sino también para jóvenes y personas adultas para acceder a cursos superiores u obtener la formación básica y / o el bachiller. Ante un momento laboralmente tanto competitivo, las personas que no tienen la formación básica interesan y apuestan, de cara al futuro, para una formación superior a fin de tener mayores posibilidades de empleo. Por otro lado este año se han visto reducidas plazas de comedores escolares y apoyos a guarderías que se han tenido que cubrir para continuar ayudando a las familias. Se han hecho 130 ayudas lo que supone un 5’3% de las ayudas directas.

 

5 Asesoramiento y ayudas relacionadas con aspectos legales y de extranjería

Aunque esta demanda ha ido disminuyendo, así mismo han solicitado ayuda para asuntos de asesoramiento relacionados con extranjería un total de 264 personas, de las cuales ha habido ayuda económica directa a 98 de ellas lo que ha supuesto el 1 ‘4% del total de las ayudas. Tanto el trabajo específico de asesoría de Cáritas como las derivaciones a servicios públicos han sido un punto de referencia importante para la mayoría de nuestros participantes.

 

6 Ayuda para transporte

Esta es una ayuda que ha aumentado sustancialmente este año, casi el 60% respecto del año pasado. A pesar de la falta de trabajo, se ha estimulado la búsqueda activa y esto supone moverse y no desfallecer. La ayuda de transporte, aunque parezca que Palma y Mallorca son asequibles, es muy importante ya que la mayoría de personas no pueden asumir el mantenimiento del transporte particular si lo tienen, y el transporte público no es muy económico. A esta partida se ha dedicado casi el 5% de las ayudas directas que han ido destinadas a Bonobús, cargas de tarjetas ciudadanas y otros transportes públicos.

 

7 Gastos sanitarios (medicinas, atención especializada, dentistas y ópticas…)

La reforma sanitaria ha empeorado más aún el acceso de las personas a la sanidad pública. Ha sido un año muy importante de acompañamientos a los centros de salud y los centros hospitalarios para que se cumplieran los mínimos de la ley. Esta tarea continua y de sensibilización y denuncia ha hecho que muy a menudo se reconociera una mala práctica por parte de personal de admisión de los centros de salud u otra personal sanitario. Aunque el gasto no ha crecido en desmesura (11% del total de las ayudas directas), sí que ha sido una acción desgastando para una y otra vez reclamar el derecho a la salud para toda persona.

 

8 Apoyo psicológico

Los momentos de conflictividad y de impotencia que se crean ante el hecho de no encontrar trabajo, perder la vivienda, no disponer de los recursos mínimos y necesarios para vivir autónomamente, … provoca en las personas situaciones que afectan su salud física y psíquica. Los profesionales, contratados y voluntarios de Cáritas han intentado promover espacios para poder atender estas demandas, tanto a nivel individual como grupal, además de iniciar algunas colaboraciones profesionales en este sentido.

Print Friendly, PDF & Email