Nos llama, amigos

Nuevos tiempos, nuevas formas

El 15 de marzo, primer domingo confinados, un grupo de siete amigos – cinco seminaristas, un diácono y un sacerdote – nos envalentonamos para hacer una propuesta de oración digital ante la situación que se nos venía encima. A esa propuesta se nos unió casi al instante el apoyo decidido de Silvia Rozas y el equipo de Ecclesia. Casi tres meses después el domingo, día del Corpus, finalizaremos nuestro proyecto de Vísperas en Instagram. Una propuesta que ha ayudado a mucha gente a tener un tiempo de oración en comunidad durante este tiempo de confinamiento.

Por eso me gustaría aprovechar esta entrada para dar las gracias. En primer lugar, al equipo que ha sostenido la iniciativa durante estos tres meses: Alfonso (seminarista de Salamanca), Álvaro (seminarista de Ávila), Juanjo R. (seminarista de Ávila), Ramón (seminarista de Santander), Juanjo C. (diácono de Zamora) y Efraín (sacerdote de Ciudad Rodrigo). Pero también a todos los que se han ido sumando de forma fija o puntual: Raúl, Anselmo, Juanjo Fuentes, Isaac, Bernardo, Alfredo, Joaquín, Rubén.

El segundo gracias es para la revista Ecclesia que ha brindado al proyecto su perfil de Instagram. Esto ha dado una mayor difusión y presencia a la propuesta. Por último, y lo más importante, a todas las personas que han formado la comunidad virtual. Rostros y nombres concretos que cada día dejaban a un lado su calendario para unirse a rezar por tantas necesidades.

Estas vísperas de Ecclesia han sido sin duda una gran oportunidad, en muchos aspectos, y creo que trazan sin duda un camino nuevo, el de poner los medios técnicos al servicio de la acción de la Iglesia, también para forjar comunidad. Esa es una de las enseñanzas de este proyecto, si aprovechamos bien las redes sociales podemos tender puentes que nos ayuden a vivir nuestra fe incluso en las circunstancias más adversas.

Javier Prieto
Seminarista de la Diócesis de Zamora
@Javi_PrietoP

Print Friendly, PDF & Email