Revista Ecclesia » Nuevos medios

Al abrir la puerta Blogs de Ecclesia

Nuevos medios

Algo se está revolviendo en el panorama mediático español.

Imagino que como consecuencia lógica de eso que se ha venido en llamar un tanto pomposamente “La Batalla Cultural”, muy al hilo de lo que el gramcismo ha enseñado –para cambiar una sociedad no basta sólo el poder y más bien este es consecuencia de toda una labor previa de ingeniería social-, cada vez surgen más medios que lanzan alternativas al discurso dominante de los valores o contravalores progresistas dominantes.

Es también porque cada vez más el panorama dominante comunicativo es más monocolor. No se distinguen casi las distintas cadenas televisivas entre sí y las cabeceras mayoritarias andan en desacuerdo en cosas, sí, pero en muchas más están sustancialmente en el mismo mensaje.

Internet ha facilitado una forma de ofrecer discurso y reflexión en el que, con relativamente poco esfuerzo, se alcanza un gran altavoz, y aunque no lleguen a alcanzar la difusión y la capacidad de influencia de los grandes grupos, quedan resquicios que encuentran eco y recepción en quienes descubren que cada día más vivimos en una especie de dictablanda del pensamiento y la opinión, en la que se excluye todo lo que no sea el mensaje dominante de sociedad abierta.

Hay –a grosso- dos tipos de origen en esos medios. Medios clásicos, y hasta cabeceras antiguas, que se reinventan con sabia nueva y con nuevos formatos; y hay iniciativas originales y novedosas que buscan ofrecer contenidos distintos.

Coinciden este mes de octubre que se lanzan –junto a todo lo que en los últimos años ha ido viendo la luz, que ha sido mucho y bueno, como Posmodernia, La Controversia, La Nueva Razón, Centinela, Democresia, La Iberia, Leer por Leer, etc., etc….- dos iniciativas que simbolizan bien eso.

De un lado El Debate. Un periódico de información general que nace hoy bajo la batuta de Bieito Rubido, heredero inmediato del precioso proyecto de El Debate de Hoy que Pablo Velasco y su equipo han liderado en los últimos años como lugar de reflexión y debate en el que ha contado con firmas consagradas y nuevas voces, logrando que fuese una plataforma que aglutinara a una generación intelectual que no renuncia a lo sustancial de la tradición –Higinio Marin dixit- pero en un contemporaneidad de lo más actual, y en el que agradecidísimo estoy de haber participado como parte de ese grupo. Que a su vez es heredero del precioso proyecto del Cardenal Herrera Oria de la Asociación de Propagandistas y el famoso periódico del mismo nombre del primer tercio del siglo XX.

Y de otro una nueva cadena televisiva que nace con la vocación de ser voz de quienes ni en Trece ni en El Toro se terminan de encontrar, 7nn, con presencia de Gonzalo Altozano en el equipo redactor, lo cual es garantía de sentido común, calidad periodística y valores.

Esperemos a ver cómo les va a unos y a otros, si logran asentar proyectos, si no se ven asfixiados por los grupos dominantes y los debates sociales, y si son capaces de alcanzar calidad y estándares profesionales. Que seguro que sí.

Desde aquí les deseamos lo mejor.

Vicente Niño Orti, OP. @vicenior

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA