Diócesis Iglesia en España

Nuevo proyecto del ropero de Cáritas en Ourense

Nuevo proyecto del ropero de Cáritas en Ourense. Acto de presentación y bendición de las instalaciones

El Ropero es un proyecto de Cáritas Diocesana de Ourense que permite canalizar la generosidad de quienes quieren donar ropa u otros enseres domésticos en condiciones de ser reutilizados por otras personas que no pueden acceder a estos productos por su situación económica. Fue inaugurado el miércoles 6 de junio de 2018.

Desde hace 18 años se ubica en el Barrio del Veintiuno, en unos locales cedidos por la Parroquia de Santa Teresita, en un bajo amplio con acceso tanto desde la Rúa Instituto, como desde la Plaza Mil, lo que permite disponer de una zona de trabajo para el almacenamiento y tratamiento de la ropa usada, así como un espacio para la atención a las personas que acuden a este servicio.

En el año 2010 se realizaron una serie de reformas para mejorar esta sede y se informatizaron y comenzaron a registrar los datos de todas las atenciones sociales realizadas. En este año 2018 se da un paso más: se ha reformado totalmente la zona destinada a la selección, higienizado y tratamiento textil, facilitando la atención a los donantes y colaboradores, en un espacio preparado para cuidar el medio ambiente, aportando así un valor añadido en la cadena de solidaridad. Además el nuevo ropero, desde hoy 6 de junio de 2018 incorpora un espacio de tienda, donde se atenderán las necesidades de ropa de los beneficiarios sin mediar pago alguno. De este modo se pretende centrar aún más la atención en las personas que necesitan este servicio y acuden a recoger ropa para sí mismas, para sus hijos e hijas, mantas y ajuar básico para la casa, abrigos, toallas, etc… en un espacio integrador donde realizar esta atención social con más calidad.

Esta nueva forma de trabajar representará de forma muy visual la respuesta ante las necesidades materiales de las familias. En el Nuevo Ropero se van a cuidar tres ejes fundamentales:

  1. Las personas beneficiarias, que acuden a un espacio integrador, que normaliza la recepción de la ayuda, del mismo modo que nos resulta normal acudir a una tienda; esta tienda será especial pues el servicio es gratuito.
  2. Las personas que nos donan la ropa saben que daremos un tratamiento ético a su donación, incorporando a la tienda toda la ropa que esté en óptimas condiciones, y dando un tratamiento adecuado y respetuoso con el medio ambiente a la que no pueda ser usada de nuevo. No la tiraremos a ningún contenedor, sino que generaremos con ello empleo social.
  3. Las personas que con nuestro servicio pueden estar realizando formación en el puesto de trabajo, como operador básico del sector textil; otras personas pueden realizar prácticas curriculares; otras, pueden realizar trabajos en beneficio de la comunidad. Seguirá siendo un espacio acogedor para la formación.

Optamos claramente por un modelo centrado en la persona

No se centra en la ropa como un mero objeto de donación, del cual se desprenden los donantes, o como un objeto de reciclaje, o de reutilización, sino como una oportunidad de satisfacer una necesidad básica, a la vez que se cuida la atención a los beneficiarios.

7 de junio de 2018
Foto de Miguel Villar

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email