Diócesis Iglesia en España

Nuevo curso en Santander de la Lectura Creyente de la Palabra de Dios

Nuevo curso en Santander de la Lectura Creyente de la Palabra de Dios

La iniciativa de la Lectura Creyente de la Palabra de Dios que organiza el Servicio Bíblico Diocesano, cumple este curso 18 años de antigüedad afianzándose, además, como una de las iniciativas pastorales más notables por los numerosos fieles que participan en ella.

Este nuevo curso pastoral 2013-14, tratará de fomentar entre los participantes la divulgación de esta iniciativa a otras personas y grupos de la Diócesis con el fin de facilitar “un encuentro personal con Jesucristo” mediante la profundización del Evangelio de San Mateo, explicó su responsable, Juan Valero Álvarez.

Como prolegómeno, entre este próximo lunes y miércoles, se celebra en el Seminario de Corbán las Jornadas a las que acuden los monitores encargados de dirigir, después, a los grupos de fieles de Lectura Creyente distribuidos por las parroquias.

De esta forma, durante los próximos meses, los grupos profundizarán sobre la Palabra de Dios proclamada “como la novedad, que es, de cada domingo en la Eucaristías”.

Jornadas Animadores Lectura Creyente

Así, desde este lunes se celebrarán en el Seminario de Corbán las XVIII Jornadas de Animadores de Grupos de la Lectura Creyente de la Palabra de Dios que se convocan anualmente para preparar a los animadores y monitores encargados de dirigir a los grupos de fieles repartidos por la Diócesis para profundizar y conocer las Escrituras.

El responsable del Servicio Bíblico Diocesano, Juan Valero, destacó que, tanto la Lectura Creyente de la Palabra de Dios, como las Jornadas anuales de septiembre, tienen como objetivo “acercar la Palabra de Dios al pueblo”.

La dinámica que se desarrolla en los grupos de fieles se inspira en el proceso de la “Lectio Divina” (La Palabra del Señor), desde donde se busca que la Palabra “sintonice con el creyente e ilumine” su vida en la realidad histórica en la que le toca vivir.

Para ello, se señalan dos claves fundamentales para desarrollar los encuentros que suelen ser semanales o quincenales, y que son dos: que sea en grupos y, segundo, que se desarrollen en un clima de oración.

La Lectura creyente de la Palabra de Dios es una experiencia bíblico-pastoral que se viene desarrollando cada curso eclesial y que nació en la Diócesis como un instrumento de preparación para el Jubileo Universal del año 2000 de la venida de Cristo; pero que después ha continuado como un “servicio valioso” y permanente para la comunidad, indicó Valero.

La Lectura Creyente en grupos ha sido una experiencia de “riqueza espiritual” para la Iglesia diocesana, vivida por un colectivo muy importante del Pueblo de Dios, matizó.

Con el paso de los años, se ha observado la necesidad de avanzar en la integración de esta actividad bíblica dentro de un plan ordenado y que responda a una pastoral diocesana, indicó Valero.

Así, se ha tratado de pasar de una actividad bíblica concreta a un proyecto a largo plazo concebido “con objetivos y tareas” con el fin de ir “dando respuesta” al deseo del Concilio Vaticano II (1962-65) que alentó a que la Palabra de Dios fuera, “en verdad, el alma” que anime a toda la pastoral y a la vida de la Iglesia diocesana.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email