Internacional

Nuevo código para las ONG para regular llegadas de migrantes

FILE PHOTO: Migrants walk on a road towards the crossing point between Hungary and Austria in Nickelsdorf, September 12, 2015. REUTERS/Leonhard Foeger/File Photo

Nuevo código para las ONG: Paso importante para regular las llegadas de los migrantes

Luz verde de la Unión Europea al «Código de conducta para las ONG» compromtidas en las operaciones de rescate de migrantes en el mar. El importante paso que consentirá regular el tráfico de las naves humanitarias en los puertos del Mediterráneo ha sido anunciado por diversas fuentes diplomáticas en Bruselas.

Según lo que se ha filtrado hasta ahora el código representa un auténtico y verdadero decálogo con indicaciones bien precisas y principios fundamentales: desde la prohibición de entrar en las aguas líbicas a la de transferir los migrantes rescatados a otros barcos; desde la reglamentación de las señales luminosas a la declaración de las fuentes de financiación; desde la posesión de certificaciones de idoneidad técnica a la obligación de transmitir las informaciones a las autoridades de policía italianas para las investigaciones. A quien no suscriba el documento, se le podrá prohibir el atraco en los puertos italianos. El Viminale, por su parte, ha expresado satisfacción al respecto. El ministro del interior italiano, Marco Minniti, hoy hará un balance de la situación para establecer modalidades y tiempos de la mesa de colaboración abierta con las ONG a través de guardacostas. En Bruselas se da luz verde al nuevo código desde el jueves 13 aunque ha sido anunciado por el Viminale ayer en conclusión de un fin de semana muy centrado el frente inmigración.

Mientras tanto, la canciller alemana Angela Merkel volvió ayer sobre el tema migrantes. Durante una intervención televisiva, la canciller dijo que Alemania «no aceptará la imposición de un límite máximo» a las entradas. Alemania acogió en 2015 a más de ochocientos mil refugiados provenientes en su mayor parte de Siria, Afganistán e Iraq. Luego decidió cerrar sus fronteras, rechazando las llegadas de otros países. Durante el mes de enero la policía de frontera contó en Baviera – principal punto de llegada de la ruta balcánica y de los refugiados provenientes de Brenner– solo 1655 más llegadas, contra las 61.000 que habían sido detectadas en el mismo mes de hace un año. Poner un límite a las llegadas sería entonces –dicen los comentaristas– del todo superfluo.

L’Osservatore Romano,  18-7-2017

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.