Internacional

Nuevas normas sobre el estatus de los cristianos para eliminar las reglas que penalizan a las mujeres en Jordania

Nuevas normas sobre el estatus de los cristianos para eliminar las reglas que penalizan a las mujeres en Jordania

En Jordania, al tiempo que el Parlamento discute el cambio en las leyes que rigen el estatus personal, también las iglesias se han embarcado en un camino de revisión de las reglas canónico-eclesiásticas que determinan el estatus de los cristianos del Reino Hachemita con la intención de eliminar las disposiciones que penalizan a las mujeres en materia matrimonial y hereditaria.

En Jordania, la ley temporal sobre el estatus personal, aprobada en 2010, regula cuestiones como el matrimonio, el divorcio y la herencia, y se basa en gran medida en los principios de la ley islámica. Esta legislación no se aplica a los ciudadanos de fe cristiana, para quienes las cuestiones relativas al estatus personal están sujetas a las normas definidas por las respectivas autoridades eclesiásticas. Estas disposiciones -esta es la orientación predominante en las diversas iglesias presentes en Jordania- deben ser renovadas, ya que el marco social actual ya no se corresponde con el marco en el que fueron esbozadas, en la época otomana. En concreto habrá que modificar las normas relativas a las cuestiones matrimoniales y hereditarias que siguen determinando situaciones y prácticas caracterizadas por una evidente disparidad en detrimento de la mujer. Por ejemplo, las normas que penalizan a las mujeres solteras y sin hijos en la distribución de las cuotas de herencia son objeto de las instancias de reforma.

El archimandrita ortodoxo griego Christoforos Atallah, según informan los medios de comunicación jordanos, anunció que la Iglesia ortodoxa griega ha creado un comité de juristas llamado a ofrecer propuestas para renovar las normas eclesiásticas relativas al estatus personal de los cristianos ortodoxos. Las nuevas normas, incluidas las relativas al derecho matrimonial, serán examinadas en los próximos meses por el Sínodo del Patriarcado Ortodoxo Griego de Jerusalén. Un proceso similar de revisión ha sido iniciado por la Iglesia católica latina, con la contribución del padre Shawqi Baterian, canonista y juez de la corte eclesiástica de Jerusalén y Amman. Las nuevas leyes sobre el estatus personal -explicó el padre Baterian- tendrán por objeto garantizar la plena igualdad de derechos entre hombres y mujeres en las familias católicas de rito latino.

Todas las iglesias en Jordania han definido desde hace mucho tiempo el umbral de los 18 años como la edad mínima para contraer matrimonio, con excepciones que siempre deben ser autorizadas por el obispo. Precisamente el aumento definitivo de la edad mínima para contraer matrimonio es uno de los puntos centrales del debate parlamentario sobre la revisión de las leyes sobre el estatus personal actualmente en vigor para los ciudadanos de religión islámica, quienes representan el 92% de la población jordana.

La actual Ley sobre el Estatus Personal establece que la edad mínima para contraer matrimonio es de 18 años, pero los jueces de los tribunales islámicos pueden autorizar el matrimonio de niños de entre 15 y 18 años si «el matrimonio es necesario (y en su interés)». En la actualidad, los sectores políticos y sociales que se oponen al fenómeno de las llamadas «niñas esposas» pretenden que se reconozca al menos la edad de 16 años como umbral mínimo para contraer matrimonio.

La gran mayoría de los menores casados en Jordania son niñas. Según el informe estadístico anual de 2017 del Departamento de Justicia Suprema de Jordania, las autoridades jordanas registraron 77.700 contratos matrimoniales en 2017, con 10.434 casos (13,4%) en los que la esposa era menor de 18 años.

(GV) (Agencia Fides 4/4/2019).

Amman (Agencia Fides) –

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.