Internacional

Nueva provincia de los capuchinos en Angola

Nueva provincia de los capuchinos en Angola: el fruto de las vocaciones

El ministro general de la Orden de los Franciscanos Capuchinos, el padre Mauro Jöhri, hacía pública el pasado 28 de agosto la creación de la provincia capuchina de Angola. La proclamación tuvo lugar en la parroquia Nuestra Señora de Fátima en la ciudad africana de Luanda.

En la proclamación de la nueva provincia estaban presentes Mons. Filomeno de Nascimento Vieira Dia, Arzobispo de Luanda y Presidente de la Conferencia Episcopal de Angola y Santo Tomé (CEAST); Mons. Francisco Tchimoio, Arzobispo de Maputo, Mozambique; el Vicepresidente de la República de Angola, Manuel Vicente, además de autoridades políticas, militares, religiosas y de la comunidad de fieles de Luanda. Las celebraciones por la Fundación de la nueva provincia dieron comienzo el pasado 2 de agosto, fiesta de Santa María de los Ángeles de la Porciúncula.

El superior general de la Orden, Fray Mauro, recordó que “los capuchinos en Angola han pasado por momentos de alegría, pero también trágicos. Han conocido períodos de paz y de guerra, de crisis y de prosperidad. Ha sido una historia de crecimiento hasta el día de hoy”.

La nueva Provincia Capuchina es hija de las Provincias de Venecia y Portugal. La primera presencia de los capuchinos en Angola se remonta a 1645. Una presencia que duró hasta 1835.

La idea de abrir de nuevo la Misión en Angola fue tomada por los capuchinos portugueses en 1954. Así, dos misioneros, el brasileño Fray Cirilo Vargas y el portugués Fray Lourenço Torres Lima, partieron de Lisboa y se instalaron en la misión de Nambuangongo, a 180 Kms de Luanda. Gracias al aumento de las vocaciones, desde aquellos inicios humildes, se ha llegado ahora a la constitución de toda una provincia religiosa.

OMPRESS-ANGOLA (7-09-16)

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.