Iglesia en España

I Jornada de Transparencia: «No es lo mismo comunicar que saber comunicar»

La I Jornada de Transparencia y buen gobierno de la Iglesia, diócesis y otras instituciones concluyó su encuentro con una serie de mesas redondas y experiencias en la sesión de la tarde. Ester Martín, directora de la Oficina de Transparencia y rendición de cuentas presentó la parte de la Jornada más práctica en el que la que los ecónomos y delegados de medios han podido profundizar sobre la importancia de la comunicación en la Iglesia.

María Solano, decana de la facultad de Humanidades y Comunicación de la Universidad CEU San Pablo, ha sido clara en la invitación a formarse para saber lo qué queremos decir y cómo queremos que los demás lo entienda. «Que las personas lo entiendan tal y como lo queremos transmitir». Por eso, ha explicado María Solano, «tenemos que tener una formación concisa porque no es lo mismo comunicar que saber comunicar». Se trata de construir un puente entre nuestro mensaje y la sociedad «con materiales que tenemos que construir. Un reto cotidiano que hay que hacer de manera muy sofisticada. Convertir algo difícil en algo al alcance de cualquiera, contextualizándolo y haciendo de esa información algo apetecible». Podemos poner el énfasis en la autoridad de quien habla, en el hecho o en el argumento más emotivista.

«La transparencia es un valor» insistió el periodista Antonio San José, «un valor que actúa sobre la reputación como factor fundamental para que esta exista y aporte la credibilidad de la sociedad. Si no eres creíble, estas muerto». Hay que construir esa relación de credibilidad a través de los medios y los periodistas «que son meros transmisores pero nexo de unión entre las empresas e instituciones y la sociedad». Ser transparente «no es contarlo todo», es abrir las puertas hacia los demás «pero cuidado, también de puertas adentro. La transparencia se construye con la complicidad y confianza compartida también entre todos los que formamos el proyecto, para que nos pongamos juntos la camiseta y sentir que la transparencia empieza en nuestra propia casa».

Ángel Expósito, director de «La linterna» de COPE, «abordó el problema de las «fase News» en el ámbito de la comunicación «que haya un jefe de prensa, que antes era periodista, que eche a los plumillas fuera es inasumible. Esto es igual de criticable que la mentira y estamos dando como normal que se violen las reglas del juego». Las crisis de comunicación corporativa hay que asumirlas «esconder la cabeza debajo del ala sea cual sea el caso, hay que afrontarlo, porque como lo afronte otro por ti va a decir lo que no quieres. Hay que prepararse, ser valiente y pro activo». Los responsables de comunicación de las diócesis tenemos que poner cara a los periodistas y transmitirles nuestro mensaje y partir de una premisa fundamental «la ética». La Iglesia «tiene que aprender a vender su mensaje. Las historias con nombre propio que aparecen en cualquier lugar del mundo».

Mesa de experiencias diocesanas

Previamente, el vicesecretario para Asuntos Económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal, moderó una mesa redonda de experiencias de implementación de la transparencia en las diócesis donde se han analizado los procesos de control interno. José M.ª Ziarrusta Abasolo, ecónomo de la diócesis de Bilbao, explicó cómo «se ha revisado y elaborado un nuevo manual de inversiones financieras que se convierte en una mejor de gestión de la diócesis y de su presupuesto que se audita». El siguiente paso, según José María son las parroquias: «Empezar a hacer auditorías internas con voluntarios que ayuden a fijar el objetivo de la autofinanciación».

«Trabajar juntos por Aragón»

Por otro lado, se ha presentado el proyecto «Trabajamos por Aragón», en el que José M.ª Albalad Aiguabella, director de la Oficina de Comunicación de la Iglesia en Aragón argumentó como la provincia eclesiástica inició «una nueva etapa en la que la transparencia tiene que ser compartida por los ecónomos y delegados de medios. Equipos multidisciplinares que comuniquen juntos lo que es Iglesia». La Oficina Interdiocesana «Iglesia en Aragón» piensa en global para actuar en lo particular. «Trabajar por Aragón» es la campaña que desde el punto de vista comunicativo quiere poner en relieve el impacto que sobre el PIB y el turismo tiene la Iglesia en Aragón, «cifras que se constatan una realidad de la que nunca se oye hablar. Hay que aunar esfuerzos y trabajar en comunión y ser portadores de la identidad e imagen de la Iglesia para mostrarnos como somos: una institución con más luces que sombras». Para eso tenemos que olvidarnos de los calificativos y mostrar «lo que somos y lo que hacemos» y que sea la propia ciudadanía la que nos ponga los calificativos. ¿Y cómo lograr transmitir la transparencia desde la comunicación? «Antes de pedir donativos, lo primero que tienen que hacer es conocernos. Una vez que mejoremos nuestro posicionamiento, podremos recabar esa colaboración económica».

Memoria De la Iglesia en Cataluña

También estuvo presente Daniel Sobradillo Cardona, ecónomo de Tarragona que ahondó en la rendición de cuentas en la provincia eclesiástica, con los todos los datos de las diócesis «elaboramos unas cartillas que usaron los ecónomos de las diócesis». Es una formula de colaboración con la CEE que tuvo un proceso que «generó mucho beneficio para nuestro trabajo». No obstante, hay que seguir trabajando en este proyecto «que tiene que contar con el apoyo de todos los ecónomos y delegaciones de medios».

«Protectorado canónic

Por último, Alberto Benito, ecónomo de Sevilla, explicó como el protectorado canónico es una manera de tutelar a pequeñas entidades sin capacidad d establecer cauces de legalidad y para ello «la transparencia de la Iglesia tiene que ser parte de nuestro ADN. Es lo que somos y lo que hacemos». Sevilla es una archidiócesis compleja en números, «por ejemplo con hermandades de más de 15.000 hermanos, que forman parte de lo que es la propia ciudad de Sevilla y su actividad pastoral o caritativa que se extienden a lo largo de todo el año y no solo en Semana Santa».

Print Friendly, PDF & Email