Internacional

Nicaragua despidió a Eddy Montes

Monseñor Álvarez: La muerte violenta de don Eddy, ha conmocionado a la sociedad nicaragüense

Nicaragua despidió este domingo al nicaragüense con nacionalidad estadounidense Eddy Montes, un prisionero opositor al Gobierno de Daniel Ortega que el jueves falleció al recibir un disparo de un guardia en una cárcel. Mientras tantos, Zayda Hernández que había sido secuestrada el viernes, fue liberada con las manos atadas cerca de la catedral de Managua

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano, Vatican News, 20 de mayo de 2019
Funerales de Eddy Monotes asesinado el jueves en la cárcel La Modelo

Eddy Montes, abogado de profesión y que prestó servicios militares en Estados Unidos, fue sepultado entre lágrimas y el clamor por justicia. Familiares y amigos de la familia de Montes se congregaron en una parroquia en Matagalpa, una ciudad ubicada a 131 kilómetros al norte de Managua, minutos antes de partir hacia el cementerio en medio del dolor de la familia y de sus compañeros de prisión que han sido excarcelados en medio de una negociación para superar la crisis.

Los derechos humanos no son objeto de arreglos y acuerdos

Monseñor Rolando Alvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa, acudió la mañana a la vela para unirse al dolor de sus familiares, amigos y sociedad, además hizo un responso por el eterno descanso de este preso político. A pesar que en los alrededores del salón y el templo San Felipe de Molagüina permanecen oficiales y patrullas de la policía nacional, el Obispo llegó al lugar.

En su homilía dijo que la “muerte dramática y violenta de don Eddy, ha conmocionado a la sociedad nicaragüense, toda muerte de este tipo, conmociona a un pueblo que tiene sensibilidad social, a un pueblo cuya conciencia social está total y completamente viva. Por eso es que hay dolor en el alma del nicaragüense”.

Luego en declaraciones dijo que este dolor es cada vez más hondo. Es lamentable que sigan sucediendo hechos que atentan contra la vida del ser humano. Los derechos humanos no son gratuidad de ninguna institución ni concesión de nadie, dijo no son objeto de arreglos y acuerdos coyunturales. Sobre todo, el derecho a la vida.

Además dijo que los que están en la mesa de negociación son personas con trayectoria, “pienso que tienen sus buenos asesores en jurisprudencia buenos penalistas. Ellos firmaron un acuerdo de liberar a los privados de libertad, así los llamaron, ya no presos políticos. Y que serían liberados según el ordenamiento jurídico. De tal manera que los que están en esa mesa, saben muy bien lo que implica en la práctica, el concepto y el término según el ordenamiento jurídico. Son ellos los que deben explicaciones al pueblo sobre esos conceptos”.

Las madres nicaragüenses mujeres de gran valor

Ante el asedio de la policía Nacional en donde se realizó la vela de Montes, el prelado dijo que son situaciones que ocurren a diario, “ya sobrepasaron todo tipo de imaginación”. Sobre esta crisis, el prelado alabó el valor de las mujeres, madres. “En Nicaragua la mujer, ha tenido y seguirá teniendo un papel clave y fundamental. La madre es valiente, recta y firme, da la cara por el hijo, se planta por el hijo”.

Ante el dolor por la muerte de Eddy Montes, el prelado dijo que la esperanza cristiana nos alienta en medio de la turbolencia. “Hoy el Señor en su palabra nos ha dicho: no pierdan la paz, porque si creen en Dios deben también creer en mí. Nuestra esperanza es de ojos abiertos, con los pies bien puestos en la tierra, sin cerrar los ojos a la realidad. Oramos para que los nicaragüenses, podamos realizar un proceso de perdón y reconciliación”.

Pero para que este proceso sea auténtico, dijo Mons. Álvarez, en primer lugar, tiene que haber reconocimiento del daño hecho, a la verdad de los hechos. Tiene que haber un serio y radical propósito de no repetición y de reparación. De lo contrario cualquier intento en este sentido, no sólo se deslegitima, sino que es prácticamente imposible realizarlo.

Desde el viernes habían “desaparecido” algunos jóvenes y volvieron a aparecer

Zayda Hernández, secuestrada el 17 de mayo y de quien se desconocía su paradero, fue liberada con las manos atadas en los predios de la catedral de Managua. Junto a ella otros dos chicos, todos han vuelto a sus casas.

La líder estudiantil opositora Zayda Hernández, quien fue reportada como desaparecida desde el viernes cuando se dirigía a una concentración contra el Gobierno apareció en los alrededores de la Catedral de Managua donde habría sido abandonada por desconocidos, informó el sacerdote padre Luis Herrera.

Por su lado, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, publicó un tuit en el que aparece en una fotografía junto con la joven y demandó al Estado esclarecer el caso. «Es imperativo y responsabilidad del Estado nicaragüense esclarecer la desaparición de Zayda Hernández. Se debe realizar todo lo necesario para que Zayda pueda regresar con los suyos en forma inmediata», exigió Almagro en el tuit.

Minutos antes de su desaparición, Hernández publicó un video en la red social de Facebook a las 12.42 horas del viernes (18.42 GMT) en la que informaba que la «Policía sandinista se encuentra en este momento rodeando todo el perímetro de la Catedral de Managua». «Una simple manifestación es motivo suficiente para un despliegue policial. Están ubicados en cada entrada del templo interrogando a todos los que quieren ingresar», anotó.

La líder estudiantil tiene señales de agresión en sus brazos y se encuentra nerviosa, dijo a periodistas el sacerdote. A Hernández la dejaron tirada, atada de pies y manos, cerca del portón oeste de la Catedral, de acuerdo con la información. La dirigente estudiantil no hizo declaraciones a los medios de comunicación porque se encontraba en estado de shock. Hernández es una activista que participó en la primera mesa del fallido diálogo nacional, que se desarrolló entre mayo y julio del año pasado, y fue miembro de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Este domingo, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, publicó un tuit en el que aparece en una fotografía junto con la joven y demandó al Estado esclarecer el caso.

«Es imperativo y responsabilidad del Estado nicaragüense esclarecer la desaparición de Zayda Hernández. Se debe realizar todo lo necesario para que Zayda pueda regresar con los suyos en forma inmediata», exigió Almagro.

Policía impide al pueblo su derecho a manifestar su fe

Policías impidieron a feligreses entrar en la catedral de Managua con la excusa que las misas se habían suspendido. Así lo denunció el rector de la Catedral padre José Luis Herrera. Algo totalmente falso, dijo el padre, nunca hemos suspendido ni suspenderemos las eucaristías. “Denunciamos este hecho arbitrario de algunos miembros de la policía Nacional de impedirle a la gente su derecho de ejercer su derecho a manifestar su fe públicamente en este templo”.  Incluso cuando salió el sacerdote, no lo querían dejar entrar,  «todo el día fue un asedio brutal contra la Iglesia y contra los feligreses», dijo el sacerdote.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.